Archivo de la etiqueta: Humor

Esquelas curiosas. Una manera diferente de despedirse del mundo (Serie)

El amor de Juanita a Don Carlos

Entre los reproches o bromas finales que esconde la colección de esquelas de ABC, también se encuentran mensajes de amor tan bonitos como este de Juanita a Carlos González, enviado 29 años después de su fallecimiento.

FUENTE: DIARIO EL PAIS, VERNE / PABLO CANTÓ .

 

 

Esquelas curiosas. Una manera diferente de despedirse del mundo (Serie)

Hijos pasotas 

En 1999, la edición vallisoletana de El Norte de Castilla publicó una esquela por la muerte de doña Herminia Diego Diego en la que su esposo pedía una oración por su alma. Pero sus vástagos no: el desdichado amor de Herminia decidió añadir que “los hijos ‘pasan'”. Llegó a aparecer en una columna de El País titulada Esquelas.

FUENTE: DIARIO EL PAIS, VERNE / PABLO CANTÓ.

 

Esquelas curiosas. Una manera diferente de despedirse del mundo (Serie)

Marimí, jugadora de póker

“Jugadora de póker, de tenis, fanática del Madrid y amante de los perros (especialmente pastores alemanes)”. Parece una bio de Twitter, pero no: es parte de la adorable esquela que dedicaron a Marimí Tudela tras su fallecimiento en abril de 2013.

FUENTE: DIARIO EL PAIS, VERNE / PABLO CANTÓ

 

 

Esquelas curiosas. Una manera diferente de despedirse del mundo (Serie)

Lío de herencias

Con motivo del aniversario de la muerte de Don Francisco Sánchez Pérez, una de sus hijas publicó una esquela en el Diario Hoy en la que, además de conmemorar el fallecimiento de su progenitor, aprovechaba para lanzar una pulla a los familiares con los que litigaba por la herencia: “Te pido que sigas intercediendo por mí para que Dios haga que tus sobrinas, Sánchez Fernández Gallardo, junto con tus dos sobrino-nietos, Sánchez Palacios, cesen en el expolio de tus bienes que comenzaron sus antecesores”. Entre otras lindezas.

FUENTE: DIARIO EL PAIS, VERNE / PABLO CANTÓ

 

 

Esquelas curiosas. Una manera diferente de despedirse del mundo (Serie)

De herencia, todo menos su receta

Miguel Ángel Morata Galarza, personal del servicio sanitario de Traumatología en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, abandonó el mundo en el año 2013. En su esquela, publicada en ABC, sus seres queridos le recriminaban con humor haberse marchado “sin dejarnos la receta de la paella de escabeche“. La nota fue muy comentada y, como afirmó su propia hija, “gracias al revuelo formado por la esquela el día ha dado un giro de 180º, hemos reído en vez de llorar”.

FUENTE: DIARIO EL PAIS, VERNE / PABLO CANTÓ

 

Esquelas curiosas. Una manera diferente de despedirse del mundo (Serie)

La esquela de cada 21 de marzo

Elena Lupiáñez falleció el 21 de marzo de 1994 y, desde entonces, su marido José Luis Casaus le dedica ese día una esquela en El País. Según explicó Casaus a la Cadena SER en 2013, “se lo envío a su recuerdo, a la nada. Necesito explicarle qué hay de sus hijos, cómo andan”. Estas son las de los dos últimos años:

FUENTE: DIARIO EL PAIS, VERNE / PABLO CANTÓ

Esquelas curiosas. Una manera diferente de despedirse del mundo (Serie)

“No nos esperes levantados, ya iremos llegando…”

La sección de obituarios de ABC ha ido regalando a lo largo de los años curiosas esquelas que el propio periódico se ha encargado de recopilar. Entre su colección se encuentra la de Manuel Muñoz, presidente de un grupo de amigos sevillanos que se hacen llamar el Club Chumbalaka. En ella, sus compañeros del club escribieron “Manolo, no nos esperes levantado, ya iremos llegando… Tú a tu aire”. Puede leerse más de este pintoresco grupo de amigos (y del propio Manolo) en el blog del club.

FUENTE: DIARIO EL PAIS, VERNE / PABLO CANTÓ

Esquelas curiosas. Una manera diferente de despedirse del mundo (Serie)

Iniciamos una miniserie de publicaciones de esquelas que han ido apareciendo en diferentes periódicos ¿porqué no despedirse o despedir con humor?

“Gracias, lo he pasado muy bien”

Decía un tuitero, Surikato, que todos los días buscaba un motivo con el que contrarrestar una mala jornada y que esta esquela había sido uno de ellos. En ella, E. Zarauz manifestaba que no quería “flores o coronas, y sí en cambio un donativo para los Médicos sin Fronteras”. Y se despedía con un: “Gracias a todos, lo he pasado muy bien”. Enorme. Antes que Surikato, otro tuitero, Manu Martínez, fue el que la publicó:

FUENTE: DIARIO EL PAIS, VERNE / PABLO CANTÓ.

 

16 normas no escritas que se respetan en todos los pueblos

Podremos estar de acuerdo o no, pero ahí queda el artículo.

La obligatoriedad del saludo por la calle, de cogerse unos días libres para las fiestas, mantener el pique con los pueblos vecinos…

En las localidades pequeñas algunos servicios funcionan de otra manera, y algunas normas y costumbres, también. Además de las leyes aplicables a todo el territorio español, los pueblos tienen un conjunto de normas no escritas que se respetan casi a rajatabla. No tienen multas ni penas por saltárselas: se cumplen porque siempre han estado ahí y se cumplen en familia, casi como si fueran de la casa de uno. Por si eres de los que vuelve al pueblo de vacaciones y necesitas refrescar algunas de las más comunes, nos hemos atrevido a escribir esas normas no escritas para que las señoras tomando el fresco no te miren raro.

TÍTULO 1. Normas de circulación

art 1. Prohibido aparcar donde la gente sale a tomar el fresco. Existe una línea amarilla imaginaria en los sitios donde los vecinos sacan las sillas cuando cae la noche y comienza a correr el aire. No hay multa por aparcar en ellos, pero atente a las consecuencias si provocas una migración de gente con sus sillas plegables.

art 2. Los coches no tienen prioridad… sobre nada. Hay veces que dos tapas de alcantarilla están a la distancia perfecta para ser los postes de una portería imaginaria y en ese caso los niños tienen prioridad. También los niños-kamikaze en bicicleta y tractores tienen preferencia sobre los automóviles. Y para las personas con carrito de la compra, toda la carretera se considera paso de cebra.

TÍTULO 2. De las gentes y el comercio

Sigue leyendo 16 normas no escritas que se respetan en todos los pueblos