Archivo de la categoría: Religión

El castillo soriano que enseñó a los cruzados a resistir en Jerusalén

Finaliza la restauración de la fortaleza de Osma, que disponía de un sistema defensivo que permitía a una pequeña guarnición rechazar enormes ejércitos.

Castillo de Osma, en Soria, tras su restauración. Fernando Cobos

Abderramán III necesitaba tomar aquel castillo estratégico de la frontera del Duero. En el 934, se presentó al pie de la fortaleza de Osma con un poderoso ejército compuesto por varios miles de arqueros y máquinas de guerra. Frente a él, agazapados en una fortaleza erigida sobre un peñasco con pendientes que superaban los 45 grados, el rey Ramiro II de León y sus condes con tropas claramente inferiores, medio centenar frente a casi tres mil. Pero tenían un arma secreta: un sistema defensivo compuesto por saeteras desconocido hasta entonces en Europa y que les llevó a la victoria. Las crónicas cristianas señalan que los musulmanes no se atrevieron a escalar aquellos riscos. Por su parte, las fuentes islámicas sostienen que lo que en realidad ocurrió fue que los cristianos no osaron bajar.

El castillo de Osma (Soria), abandonado desde el siglo XIV, ha vuelto ahora a la vida después de más de diez años de estudios y de una restauración financiada por el Ministerio de Cultura. La investigación de la fortaleza –encabezada por Fernando Cobos, doctor arquitecto y experto internacional en patrimonio, y Manuel Retuerce, arqueólogo de la Universidad Complutense– ha destapado, entre otras cuestiones, la tecnología empleada por los reducidos defensores para rechazar las gigantescas acometidas musulmanas: las saeteras inclinadas, tecnología que los sorianos trasladaron a los cruzados para su guerra en Tierra Santa.

Las primeras noticias del castillo de Osma son del año 910, cuando se erige –sobre un asentamiento de la Edad del Bronce- en un pico de la inestable frontera que dividía el Reino de León del califato. Pocos años después de su construcción fue arrasado por los ejércitos de al-Ándalus. Decidido a convertirlo en la pieza clave de la frontera, Ramiro II lo refuerza para que pueda resistir a las tropas califales, que terminarían tomando y reconstruyendo en los años siguientes la cercana fortaleza de Gormaz, que se convertiría en su base de operaciones y de asedio contra Osma. Hasta levantaron varias torres de vigilancia en las proximidades para controlar cualquier movimiento cristiano en Osma.

Saetera con inclinación del castillo de Osma. Fernando Cobos

Entre el 934 y el 989 Osma es ya la principal línea de resistencia del Reino de León en la frontera del Duero. Pero en el 989 Almanzor consiguió tomarlo y lo reformó. En el 1011 los cristianos lo recuperaron. Tres años después, los cristianos tomaron Medinaceli, a unos ochenta kilómetros al sureste, por lo que Osma perdió su importancia estratégica. En el siglo XIV se allanó su interior tapando las singulares saeteras para crear nuevos espacios habitables. En el XVIII sus mejores sillares –muchos de procedencia romana, ya que en las cercanías se erigía la ciudad romana de Uxama– se transportaron para levantar la catedral del Burgo de Osma. En 2005 se iniciaron los trabajos de restauración.

El castillo de Osma rebosa enigmas históricos y arqueológicos. Uno son sus saeteras, que se situaban al pie de sus muros, no en las partes altas de las murallas, como es lo habitual. La ubicación inferior de estas aberturas se debe a que las almenas solían ser barridas por las máquinas de guerra musulmanas, por lo que las bases de los muros eran los lugares más seguros para la defensa.

Las saeteras de Osma son una apertura mucho más estrecha de lo normal para evitar que las flechas enemigas se introduzcan, pero disponen de un pequeño conducto en su parte inferior por donde sale el dardo del defensor. Su inclinación, en el caso del castillo de Osma, variaba, según el lugar de la fortaleza donde se abriesen: más inclinación del terreno, más inclinación de la saetera, lo que permitía apuntar directamente a las tropas enemigas y mantenerse a salvo, una especie de tiro al plato. “En esta época, no existe en ningún lugar de Europa este tipo de defensa. Solo se ha hallado en algunos castillos cruzados en Tierra Santa construidos años después. Su aparición en Tierra Santa para defenderse de ejércitos superiores pudo ser debida a Pedro González de Lara, que era hijo del teniente real [máximo responsable] del castillo y que viajó a Jerusalén como escolta de la mujer del conde de Tolosa” o de su hermano Rodrigo González de Lara que construyó un castillo en Tierra Santa para donárselo a los caballeros templarios”, señala Cobos.

Alejado ya de la frontera bélica, sufrió una fuerte modificación a finales del siglo XIII y la primera mitad del XIV para adaptarlo a las necesidades del momento. En su interior se levantaron zonas de acuartelamiento con barracones y letrinas y más tarde unas dependencias episcopales.

La fortaleza de Osma estuvo a punto de desaparecer en el siglo XVIII cuando los Ejércitos borbónicos lo barrenaron para evitar que fuera tomado por los partidarios de los Austrias. Felizmente, la idea se desechó al no llegar nunca a Osma estos últimos. El castillo será en breve visitable. “Las pronunciadas pendientes que lo salvaron en los asedios, siguen ahí, por lo que solo se puede visitar si se va provisto de buen calzado y te gustan las excursiones”, señala Cobos. “De todas formas, es un castillo roquero único, por lo que merece la pena verlo”, concluye el arquitecto.

Fuente : EL PAÍS / VICENTE G. OLAYA . 

Los tapices de Rafael regresan a la Capilla Sixtina más de 400 años después

Los Museos Vaticanos vuelven a juntar las creaciones del genio de Urbino con las de Miguel Ángel, que siempre se opuso a que sus obras compartieran el mismo espacio

Varios trabajadores colocan los tapices de Rafael en la Capilla Sixtina, en el Vaticano. DIRECCIÓN DE LOS MUSEOS VATICANOS

La Capilla Sixtina lucirá durante una semana, desde ayer, tal y como fue concebida en su origen. El Juicio Final y la espectacular bóveda de Miguel Ángel y los frescos de Botticelli, Perugino y Pinturicchio estarán acompañados por los 10 tapices diseñados por Rafael para todo el perímetro inferior de la sala y que relatan la vida de los apóstoles.

Los celos de Miguel Ángel, que nunca quiso que las obras del genio de Urbino rivalizaran con sus pinturas en un mismo espacio, y los cambios de criterio de los diferentes papas terminaron por desterrar los tapices de Rafael Sanzio (Urbino, 1483- Roma, 1520) incluso a los sótanos vaticanos. Ahora y por segunda vez en la historia reciente, con ocasión del quinto centenario de la muerte del artista renacentista, la Capilla Sixtina, estrella de los Museos Vaticanos, volverá a ser el escenario de una competición artística sin parangón. Algunos de los tapices se habían expuesto anteriormente, en 1983 y en 2010, pero hacía más de cuatro siglos desde la última ocasión en la que los 10 habían sido colocados, juntos y a la vez, en la Capilla Sixtina.

Las obras, que durante siete días regresarán a su lugar original, fueron diseñadas por Rafael entre 1515 y 1516, concebidas como un gran ciclo monumental con las historias de la vida de san Pedro y san Pablo, y se tejieron en el célebre taller de Pieter van Aelst en Flandes. Entre 1519 y 1521 llegaron al Vaticano por orden del papa León X, que realizó una inversión sin precedentes para decorar la estancia en la que los cardenales eligen a un nuevo pontífice. Las piezas están tejidas con hilos dorados de seda y costaron cinco veces más de lo que finalmente se pagó a Miguel Ángel por la ornamentación de toda la Sixtina.

Estupor y admiración

Rafael, que murió de forma prematura a los 37 años, no pudo ver en vida todos los tapices en las paredes de la capilla más insigne del Palacio Apostólico. Las primeras siete obras de la serie se expusieron por primera vez el 26 de diciembre de 1519, para la celebración de la fiesta de San Esteban. El entonces maestro de ceremonias, Paris de Grassis, dejó constancia en sus diarios del “estupor y la admiración” que sintieron los presentes al ver “el lujo de la refinada manufactura y por el rico repertorio iconográfico producido por el genio de Rafael”.

A partir de ese momento los tapices volvieron a ver la luz solo en contadas ocasiones y además vivieron todo tipo de desventuras. Cuando murió León X fueron subastados para pagar sus deudas. Más tarde la Santa Sede volvió a comprarlos, pero algunos fueron robados en el saqueo de Roma de 1527, hasta que sus propietarios originales los recuperaron de nuevo y los devolvieron a los muros vaticanos. En la actualidad se exponen en la sala de la pinacoteca vaticana dedicada a Rafael.

Un centenar de personas trabajó el domingo durante 13 horas para completar el delicado desmontaje y montaje de los espectaculares tapices, de cinco metros de largo y tres de ancho.

Fuente : EL PAÍS / LORENA PACHO .

 

El Santuario de Montesclaros y Valderredible se unen para celebrar el día de la Rosa 2019

El día 1 de junio un nutrido grupo de vallucos, unos caminando y otros en autobús hicieron una excursión para celebrar el día de la Rosa en el Santuario de Montesclaros, regido por una Comunidad Dominica.

Los andarines recorrieron unos 28 Km,  soportando un intenso calor. En esta ocasión, se partió a las 8:00  de la mañana  de un pequeño y bello pueblo de Valderredible, Cejancas rodeado de un exuberante verdor y atravesado por el arroyo de Río Panero.

La subida se hizo por Riopanero, hacia La Serna dejando el fantástico Monte Hijedo a la derecha, pasando por Mediadoro  y Aldea de Ebro hasta llegar al Santuario.

El grupo de personas que ya se encontraba allí, y que previamente habían partido de Polientes en autobús,  recibieron a los caminantes entre aplausos y sollozos. A continuación disfrutaron todos juntos del almuerzo que estuvo amenizado con una actuación musical.

Se repartieron diferentes obsequios como fueron una rosa y un llavero, detalle del Alcalde de Valderredible, Luis Fernando Fernández.

A continuación dejamos una galería de imágenes de la gran jornada vivida.

GALERÍA DE IMÁGENES

FUENTE CENTRO CULTURAL. FOTOGRAFÍAS Y  CRÓNICA: COVY MORATO.

La iglesia restaurada que alumbra más de un negocio

El patrimonio histórico incentiva la actividad económica en una zona rural deprimida de Cantabria.

Puede decirse que todo comenzó con la restauración de la iglesia de San Mamés, en el pueblo homónimo del municipio cántabro de Polaciones, entre 2009 y 2010. El templo, que data de 1798, era de lo mejorcito que quedaba por esa zona tan entrada del valle del Nansa y fue el que la Fundación Botín, organizadora del viaje para varios medios de comunicación (entre ellos EL PAÍS) eligió para poner algo así como la piedra fundacional de un proyecto que, mediante la recuperación del patrimonio histórico y artístico, busca generar actividad económica en zonas rurales con poco que hacer y menos en lo que creer. Estas iniciativas nunca tienen un único kilómetro cero, hubo acciones que antecedieron a la obra en la iglesia, pero es grato pensar que todo comenzó en San Mamés.

Al menos así lo parece cuando María Bulnes o Susana Pacheco cuentan sus historias. Las dos se han beneficiado del efecto dominó de la rehabilitación del patrimonio y la pertenencia al programa de apoyo al emprendimiento de la Fundación. Bulnes fundó junto a una socia la empresa La Hila, dedicada a la artesanía textil y a la formación —sobre todo de mujeres— en el valle. “La rehabilitación del templo revitalizó al pueblo. Provocó que la gente arreglase sus casas y atrajo a turistas y a nuevos residentes, aunque la mayoría sean de verano. Puede decirse que reestructuró socialmente a un pueblo donde solo había trabajo para los ganaderos”, reflexiona Bulnes. En un buen año, La Hila factura unos 20.000 euros entre lo que produce y lo que enseña.

Sentada frente a María Bulnes, Susana Pacheco asiente. Ella, trabajadora autónoma desde 2016, se dedica a organizar viajes para conocer y vivir el valle. Incluye excursiones pero también visitas a productores y artesanos locales. “Me gusta ofrecer experiencias vinculadas al territorio del Nansa, desde sus rincones naturales a la comida y las profesiones locales, como la de cantero”, explica esta exprofesora de Geografía de la Universidad de Cantabria. La empresa de Pacheco, Nansanatural, atrajo a 50 clientes en 2017 y su meta es llegar a 200 anuales. Con esa cifra calcula que la empresa vivirá y dejará vivir.

No es fácil sacar adelante como autónomo en el valle del Nansa. A pesar de que poco más de 100 kilómetros separan Polaciones de Santander, la afluencia de los pocos turistas que buscan algo más que sol y playa se detiene a la entrada del valle, por donde la cueva de El Soplao. Pocos todavía se aventuran más allá.

Los que lo hacen pueden llegar a toparse con la panadería de Marta Gómez Cosío en Puentenansa, la capital del municipio de Rionansa. Gómez es una de las veteranas participantes en los proyectos de emprendimiento de la fundación y es una trabajadora incansable. “Llevo cuatro años sin vacaciones y mi hija adolescente lleva meses sin librar los fines de semana para ayudar en la tienda”, dice con naturalidad. Abrió Panansa hace siete años y hace tres la amplió y reformó completamente. Contrató a una decoradora de Santander y el local no tiene nada que envidiarle a la cafetería-panadería más cool de Madrid o Barcelona. Su local es un lugar de encuentro, sobre todo para las mujeres, en un pueblo donde los bares funcionan como clubes para ganaderos. María Gómez también reparte el pan en la zona con dos furgonetas y es chófer de su propio taxi, el único del pueblo, que tanto lleva a alguien al médico como reparte cada mañana a los niños que necesitan acudir a escuelas cercanas. Emplea a siete personas , pero parece que todo lo hace ella sola. Es reacia a hablar de cuentas, como la mayoría de los emprendedores, pero calcula que factura unos 300.000 euros anuales.

La historia de las tres emprendedoras está ligada al proyecto de apoyo empresarial de la Fundación Botín, pero el impacto del asesoramiento y la asistencia que les da la entidad probablemente sería mucho menor sin ese pequeño revulsivo que es para una zona rural la recuperación y mantenimiento de su patrimonio histórico y cultural. En la zona del valle no solo se ha rehabilitado la iglesia de San Mamés, sino también la de Santa Juliana, de finales del siglo XII y principios del XIII, en Lafuente, un pueblo del municipio de Lamasón, que representa la única muestra de arte románico de toda la zona del Nansa. En Lafuente ya se han arreglado muchas casas del pueblo y alguna que otra aparece a la venta. “El desafío es que ese primer impulso inmobiliario dé paso a otras actividades económicas”, comenta Javier García Cañete, director del área de Educación y del Observatorio de Tendencias de la Fundación Botín.

PLAN DE AYUDAS
El programa Nansaemprende de la Fundación Botín nació hace casi un decenio pero, a partir de 2015, se modificó y ya no solo financia el plan de negocio (5.000 euros iniciales) sino que acompaña al emprendedor y observa la evolución de la empresa. Es muy específico para el valle del Nansa y Peñarrubia y las comarcas aledañas de Saja-Nansa y Liébana porque la idea es la de generar empleo y favorecer el asentamiento de la población en el territorio. Por eso el domicilio social de la empresa candidata debe estar en la zona de influencia de esas comarcas y el negocio debe estar alineado con el plan de acción para el patrimonio histórico y cultural.

Es difícil cuantificar el impacto económico de las inversiones ligadas a la herencia histórica, pero un estudio hecho por la Asociación de Entidades de Patrimonio Cultural hecho sobre este tema en Castilla y León —una de las comunidades más activas en este terreno y sobre todo gracias a la Fundación Santa María La Real— cifra en 50.930 millones de euros la demanda de cultura en España, lo que representa el 4,84% del PIB nacional. En toda la UE, esas actividades producen unos ingresos aproximados de 350.000 millones de euros anuales, mientras que crean ocho millones de empleos (306.000 directos y unos 7,8 millones indirectos). Para comparar, la industria del automóvil genera 12 millones de puesto de trabajo con una inversión muy superior. Y, según el Banco Mundial, el beneficio originado por la inversión en Patrimonio Cultural es un 10% superior al de la construcción de autopistas y un 14% superior al que resulta de la construcción de edificios nuevos.

FUENTE: EL PAÍS / FERNANDO GUALDONI .

El manuscrito más misterioso del mar Muerto narra la salida de Noé tras el diluvio

El Museo de Israel muestra por primera vez el pergamino milenario más frágil hallado en unas cuevas del Qumrán en 1947. Es una copia del ‘Génesis’ escrita en primera persona.

El Museo de Israel exhibe por primera vez el Génesis apócrifo, uno de los rollos del Mar Muerto que hasta ahora había permanecido guardado en la cámara climatizada construida expresamente para albergar los delicados manuscritos encontrados en las cuevas del Qumrán, de más de 2000 años de antigüedad, y a la que sólo acceden los conservadores del museo.

El pergamino ahora expuesto es uno de los textos más misteriosos de los siete primeros rollos del Mar Muerto encontrados 1947 en una cueva en el desierto de Judea. “Era con diferencia el documento en peor estado, por eso hasta ahora ha sido imposible mostrarlo”, explicó ayer el conservador Adolfo Roitman, director del Santuario del Libro.

Datado en el siglo I antes de Cristo y escrito en arameo, recoge del capítulo 5 del Génesis al 15. Una parte de la Biblia en la que se habla de Abraham y de Noé pero contada con diferencias significativas, de ahí que se le considere un texto apócrifo. Su contenido no hace temblar los cimientos del Vaticano —que considera los manuscritos del Mar Muerto de interés universal— pero se presta a ser objeto de nuevas teorías de la conspiración para poner en duda el texto Bíblico. “Es sin duda una copia muy antigua de un texto original. Los trazos de la escritura están hechos con mucho esmero, sin errores y eso en esa época solo era posible si se tenía delante el documento a copiar”, dice Roitman. En el pergamino, que se puede ver estos días en Jerusalén, se narra el pasaje del fin del diluvio universal.

A diferencia del Génesis —que recoge que Noé sale del arca con su familia y lo primero que hace es erigir un altar y hacer un sacrificio para Dios— el manuscrito conservado en la Ciudad Santa cuenta cómo Noé hace el sacrificio dentro del arca. “Desde un punto de vista histórico también tendría sentido porque si estamos hablando de la destrucción que arrasó la tierra, el sacrificio lo habría hecho para asegurarse de purificar el exterior”, cuenta Roitman junto a la vitrina que contiene el texto. Además, estos fragmentos del Génesis apócrifo no están narrados en tercera persona, sino que es el mismo Noé quien cuenta la historia.

Su enorme deterioro ha traído de cabeza a los especialistas durante décadas. Por eso ni siquiera se ha podido digitalizar para ser consultado online. De las 22 columnas que lo componen, las mejor conservadas son las últimas, de la 18 a la 22. “Tiene su lógica porque al permanecer enrollado, los caracteres del final del rollo son los que menos expuestos han estado a la luz y a la humedad”, explica Roitman. Son los únicos fragmentos de este pergamino que se mostraron fugazmente en 1955, en el edificio Terra Sancta en Jerusalén, cuando el entonces primer ministro de Israel, Moshe Sharett, anunció que el Estado israelí había comprado los cuatro rollos perdidos que faltaban de los siete que se encontraron en la llamada Cueva 1 del Qumrán.

Descomposición

Los expertos han estado años lidiando con la descomposición aparentemente imparable de este texto. A diferencia de otros rollos encontrados en la misma cueva, este manuscrito es un pergamino, no un papiro, y su tinta parece ser lo que le hace tan frágil. “Está compuesta por una aleación de carbón y resinas, como la tinta de los otros rollos, pero la del Génesis apócrifo contiene además cobre lo que hace que sea especialmente sensible a la luz. Tenemos fotografías en las que se aprecia ese deterioro al comparar el estado actual, con el estado en el que se encontraba el 1955, cuando el Profesor James Bieberkraut trabajó en él por primera vez”, cuenta el conservador.

Bieberkraut fue el primer experto en Israel que se encargó de la conservación de los rollos. Pero entonces se desconocía que este pergamino es especialmente sensible a la luz. Tanto que ni siquiera resistiría ser expuesto en el Santuario del Libro, en las mismas condiciones del resto de documentos del Qumrán. Por eso, para esta muestra los expertos han acondicionado una urna especial cubierta con un cristal inteligente. El cristal está compuesto por dos capas que permiten el paso de un haz de luz entre ellas de manera que, cuando se pulsa un botón, el pergamino se hace visible sólo durante 30 segundos, pero nunca es iluminado directamente. La vitrina contiene un microchip que registra constantemente las condiciones ambientales.

“Los otros manuscritos se exhiben por partes. Cada tres meses mostramos una sección de ellos diferente, así aseguramos su preservación. Pero con el Génesis apócrifo no podemos hacer eso porque se desintegraría. Por eso esta ocasión para verlo es única”, cuenta Roitman. Los fragmentos se exponen hasta junio. Después, volverán a dormir en la cámara donde han estado más de 50 años.

Periplo mundial hasta Jerusalén
El Museo de Israel que guarda los milenarios Rollos del Mar Muerto.
El Museo de Israel que guarda los milenarios Rollos del Mar Muerto. Joan Mas Autonell (Efe) EFE

Los Rollos del Mar Muerto son casi 1.000 pergaminos y papiros escritos en arameo y hebreo encontrados en once cuevas de las casi 300 inspeccionadas en Qumran, en el desierto de Judea, en Cisjordania entre 1947 y 1956.

El Génesis Apócrifo forma parte de los primeros siete manuscritos encontrados en 1947 en la llamada Cueva 1 por unos pastores beduinos de la tribu de los Tamireh. Al tirar una piedra en un agujero y notar un sonido extraño decidieron regresar al lugar preparados para excavarlo. Encontraron diez tinajas de barro con tapa y en una de ellas había tres manuscritos enrollados. En otra visita al lugar, descubrieron otros cuatro rollos y terminaron vendiéndolos a varios comerciantes de Belén.

Un profesor de la Universidad Hebrea, Eleazar Sukenik, compró tres de ellos y los otros cuatro fueron adquiridos por el arzobispo Athanasius Yeshue Samuel del Monasterio siriaco ortodoxo de Jerusalén, que pagó 100 dólares por el lote. Cuando estalló la guerra tras el nacimiento del estado israelí, el prelado huyó con sus manuscritos a Estados Unidos vía Beirut. Allí los puso inicialmente a la venta por un millón de dólares pero nadie los compró. “No estaba clara su antigüedad, la suma era muy elevada y el temor a que fuesen reclamados por Israel o por los palestinos se interponían en la venta”, dice Adolfo Roitman, Director del Santuario del Libro del Museo de Israel.

Finalmente el arzobispo puso un anuncio en el Wall Street Journal rebajando el precio y el arqueólogo Yigael Yadin, los compró en secreto para el estado de Israel por 250.000 dólares. una compra que el primer ministro hebreo Moshe Sharett, anunció en febrero de 1955.

FUENTE: DIARIO EL PAIS / LOURDES BAEZA .

Quintanilla de An y su joya mudéjar con misterio.

La iglesia de San Miguel en Quintanilla de An en Valderredible, fue construida en el siglo XVI sobre una anterior de tipo románico de la que apenas quedan unos restos en el muro sur.

Resulta un destacado elemento no muy conocido del patrimonio histórico-artístico de Valderredible.

Entrada a la nave principal.
INTERIOR
Interior durante la visita de un grupo.

Vista desde el coro
PILA BAUTISMAL

En su interior destacan varios elementos muy relevantes, como por ejemplo, la bella pila bautismal de estilo románico.

Pila bautismal de estilo románico
ARTESONADO

No obstante, la pieza más relevante es el  artesonado (armadura) de inspiración mudéjar, una joya singular en Cantabria debido a la escasez de artesonados de estas características, y de su belleza. Contiene pinturas populares en los casetones: esvásticas, rosetas de varios pétalos inscritas en círculos, y otras originales figuras, pero una de ellas contiene un misterio…

Artesonado mudéjar
Artesonado mudéjar
Detalle del artesonado mudéjar
EL MISTERIO

Nos comenta Javier García Hernando, Concejal de Cultura, Turismo y Educación del Ayuntamiento de Valderredible, que nos acompañó durante la visita: “Resulta un tanto extraña la imagen del casetón que aparece a continuación, ya que tratándose de arte de tradición musulmana,  no cabe representación alguna de personas o animales;  es, en toda regla,  un anacronismo (que no es propio de la época de la que se trata). Hay que echarle imaginación  y que cada cual saque sus conclusiones.

Podríamos citar, por ejemplo, otros famosos anacronismos como el astronauta de la portada de la Catedral Nueva de Salamanca.

El astronauta es un añadido de una restauración, y la cara del artesonado es coetánea a la elaboración del mismo. En mi opinión lo importante son los interrogantes que crea ¿heterodoxia? ¿autorretrato? ¿retrato de la amada de alguno de los que intervino como maestro, aprendiz? ¿quizás obra de un artesano díscolo?

No sabemos de nada parecido, el punto de misterio es genial“.

Detalle del artesonado mudéjar con la imagen misteriosa. Sigue leyendo Quintanilla de An y su joya mudéjar con misterio.

Descubierto en Jerusalén un sello de 2.700 años de antigüedad

El hallazgo es la primera prueba material de la existencia del cargo de “gobernador de la ciudad”

La arqueóloga Shlomit Weksler Bdolah sostiene el primer sello que evidencia la existencia del cargo de “gobernador de la ciudad”. AFP

Entre los restos de un edificio que se conservan en la explanada del Muro de las Lamentaciones del Templo de Jerusalén (Israel), ha aparecido este lunes un sello de 2.700 años de antigüedad donde se registra la existencia del título bíblico de “gobernador de la ciudad” durante los siglos VII y VI a. C. Este puesto, de importancia política prominente y similar a las funciones de alcalde, aparece registrado en la Biblia, pero no se había encontrado una prueba material antes, según ha explicado arqueóloga Shlomit Weksler Bdolah, que participa en las excavaciones que lleva a cabo la Autoridad de Antigüedades de Israel en la zona vieja de la ciudad.

El hallazgo tiene el tamaño de un botón y en él aparecen representados dos hombres ataviados con túnicas que les llegan hasta las rodillas, uno frente al otro, tendiéndose la mano y con la forma de una luna entre ellos. Bajo la grabado, aparece una inscripción en hebreo antiguo que reza: “Al gobernador de la ciudad”.

Más información

Este sello podría estar adherido a una especie de envío y servía “de logo o de pequeño recuerdo enviado a nombre del gobernador de la ciudad”, según ha afirmado Weksler. Además, la luna que figura en el sello, puede ilustrar la existencia de influencias extranjeras, como la del Imperio Asirio, que durante los siglos VII y VI a. C. vivió su máximo apogeo. “Lo que es interesante es que la luna es conocida como un objeto de culto de culturas vecinas”, ha revelado la historiadora.

En el sello no aparece el nombre concreto del gobernador ni de la ciudad de Jerusalén, aunque la arqueóloga asegura que, al haberse encontrado en la Ciudad Vieja, está vinculado a ella y a otros objetos que también se han encontrado en el mismo edificio. Weksler ha afirmado que con las próximas pruebas se resolverán estas incógnitas.

El título de “gobernador de Jerusalén” era nombrado por el rey y figura en la Biblia en dos pasajes: primero, haciendo alusión a Josué en el libro 2 Reyes y, segundo, en 2 Crónicas, donde se menciona a Masasía en el cargo durante el reinado de Josías (siglo VI a. C.)

Fuente : El País . / AGENCIAS. / Jerusalén . 

 

El manuscrito bíblico encontrado calcinado es un pasaje del Levítico

El pergamino, que es una de las copias más viejas encontradas del Antiguo Testamento, fue descifrado al ser desenrollado digitalmente.

Un pergamino hebreo extremadamente frágil por haberse quemado ha revelado una de las copias más antigua jamás encontrada del Antiguo Testamento, al ser desenrrollado digitalmente. Conocido como rollo de En-Gedi, fue descubierto en los años setenta en Israel, y contiene el texto del libro de Levítico. Es un fragmento calcinado que sobrevivió al incendio de la sinagoga alrededor del año 600 d.C., aunque data al menos del siglo III o IV, posiblemente antes, según un informe publicado en la revista Science Advances.

El descifrado de su contenido, que fue hecho mediante “técnicas no invasivas“,  se describe en la publicación como un “descubrimiento significativo en la arqueología bíblica”.  Los Manuscritos del Mar Muerto, que van desde el siglo III aC hasta el siglo II de la era común, son los originales más antiguos.

El análisis de radiocarbono ha demostrado que el rollo de En-Gedi está datado en el tercer o cuarto siglo de nuestra era. Algunos expertos piensan que es más antiguo que eso. Un estudio del estilo de escritura y la forma de las letras sugiere que podría datar de la segunda mitad del siglo I o principios del siglo II.

Durante mucho tiempo se pensó que su contenido se había perdido para siempre, ya que se quemó en un incendio en el siglo VI y era imposible tocarlo sin disolverse en trozos de ceniza. El manuscrito enrollado fue encontrado por arqueólogos en 1970 en En-Gedi, el sitio de un antigua gran comunidad judía que data de finales del siglo VIII antes de Cristo. Sus fragmentos fueron conservados por la Autoridad de Antigüedades de Israel durante décadas.

“La estructura principal de cada fragmento, completamente quemado y aplastado, se había convertido en trozos de carbón que se desintegraban al tocarse”, se explica en el estudio. Así, los investigadores han utilizado herramientas avanzadas de escaneo digital para “prácticamente desenvolver” el libro y ver su contenido, sin tener que tocarlo. Una microtomografía computarizada fue capaz de recoger restos de metal en la tinta.

“Nos sorprendió la calidad de las imágenes”, dice Michael Segal, director de la Facultad de Filosofía y Religiones en la Universidad Hebrea de Jerusalén. “Gran parte del texto es tan legible, o cercano a lo más legible como los de los ilesos Manuscritos del Mar Muerto o de fotos de alta resolución de ellos”.

Antes de este trabajo, los expertos creían que el rollo pudo haber sido un manuscrito de la Torá. Sin embargo, un vistazo a las imágenes mostró que era el libro de Levítico, desde el tercer libro del Libro de Moisés. Esto hace que sea el primer libro del Pentateuco, en relación con los primeros cinco libros de las Escrituras judías o cristianos Escrituras, que se ha encontrado. El rollo muestra 18 líneas de texto en cada columna, que originalmente tenía 35 líneas de largo.

Al igual que otros antiguos pergaminos hebreos, contiene solo las consonantes y las vocales no. Los símbolos para las vocales no se introdujeron en hebreo hasta el siglo noveno.

Fuente: Diario El País / Agencias .

Abraza a un árbol para sentirte mejor

* Reduce el dolor, la presión arterial, la temperatura corporal, ayuda a curar fracturas… Cada árbol te ayuda de una forma. Descubre cuál te irá mejor.

 

 

 

 

 

 

 

 

Por qué es beneficioso abrazar árboles del bosque

Abrazar a un árbol para sentirse mejor. Esta es la doctrina que subyace a la arboterapia o silvoterapia. De ello siempre han sido muy conscientes los koalas, que abrazan a sus queridos eucaliptos o acacias para refrescarse durante los calientes veranos de Australia. Estos animales combaten el calor poniendo la mayor superficie posible del cuerpo en contacto con el tronco, así se refrescan sin tener que sudar como los seres humanos, perder líquidos y por tanto tener que bajar a beber.

Sin embargo, la arboterapia no consiste sólo en la práctica de abrazar arboles, sino también en frecuentar bosques, práctica particularmente eficaz para aquellos que sufren de asma bronquial, bronquitis crónica, hipertensión arterial, nerviosismo e insomnio. Entra en lo que es la balneoterapia, un conjunto de terapias o tratamientos para la cura y la prevención de enfermedades a través de elementos naturales, como el agua y los fangos, utilizado durante siglos y reconocido oficialmente en 1927.

Además, según varios estudios, citados en el libro de Matthew Silverstone, Blinded by Science, los niños muestran “mejoras en salud y bienestar” cuando interactúan con las plantas, logrando alcanzar una mejor función cognitiva y emocional en entornos verdes. Los árboles tendrían efectos benéficos sobre las enfermedades mentales, los trastornos de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), los tiempos de reacción, la depresión o los dolores de cabeza.

La arboterapia sostiene que el aire de los bosques es beneficioso, ya que contiene grandes cantidades de iones negativos de oxígeno, que ayudan a estimular y armonizar los procesos vitales, la esfera psíquica y emocional. Las moléculas de oxígeno con exceso de carga negativa son llamadas también “vitaminas del aire” y en presencia de estos iones, el sistema inmune se refuerza, la circulación se activa y los procesos de recuperación son estimulados.

Las vitaminas del aire

La arboterapia sostiene que el aire de los bosques es beneficioso, ya que contiene grandes cantidades de iones negativos de oxígeno, que ayudan a estimular y armonizar los procesos vitales, la esfera psíquica y emocional.

¿Dolor?¿Problemas de digestión? Escoge tu árbol.

Para realizar la terapia cada uno puede elegir el árbol que sienta más suyo, de acuerdo con los beneficios que se le atribuyen:

• El arce alivia el dolor.

• El sauce elimina del cuerpo el exceso de humedad, reduce la presión arterial y fortalece el tracto urinario.

• El olmo vigoriza el estómago.

• El abeto favorece la curación de fracturas y reduce el hinchazón.

• El espino blanco fortalece el intestino y ayuda la digestión.

• La acacia sirve para equilibrar la temperatura corporal.

• El cedro y el ciprés reducen la sensación de calor.

• La higuera purifica el corazón y elimina la humedad del cuerpo.

• El pino, considerado por la medicina china como un árbol inmortal, tiene una gran capacidad de curación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La naturaleza, una terapia con raíces ancestrales

Los orígenes de esta terapia están vinculados a prácticas y creencias antiguas, muy presentes en el mundo celta, que atribuían funciones mágicas y religiosas a bosques y forestas, con los cuales se entraba en profunda relación espiritual. Por tanto, en la antigüedad la arboterapia ya existía y estaba relacionada con las fuerzas y energías que los hombres podían buscar y encontrar en el bosque, sin decir que en el pasado la naturaleza era la verdadera y única farmacia disponible.

El médico griego Galeno aconsejaba a sus pacientes de pasar más tiempo en los bosques de laurel. Su colega, Paulino, recomendaba a los enfermos de epilepsia de dormir a la sombra de los tilos en flor, mientras que Plinio el Viejo prohibía acostarse a la sombra de un nogal, debido a que su fuerte olor podía causar dolores de cabeza.

La Wicca, una religión naturalista

La conexión con la naturaleza y con la tierra es un elemento común también en muchas creencias paganas modernas. La religión naturalista

más extendida en el mundo es la Wicca, que muchos confunden con el ocultismo o el satanismo.

La Wicca se centra en realidad en el culto de la naturaleza, de sus ciclos y de la vida misma y no existen reglas impuestas por los dioses. Se basa principalmente en antiguos cultos chamánicos, antiguas religiones animistas y creencias druídicas, con algunas referencias a las filosofías y religiones orientales.

Para los wiccans lo divino es inmanente en el mundo natural y se resume en dos principios opuestos y complementarios: La Diosa y el Dios. La alternancia y el intercambio entre las dos fuerzas, masculina e femenina, son la base de la evolución del mundo.

Los árboles son las columnas del mundo, cuando se habrán cortado los últimos árboles, el cielo caerá sobre nosotros”

PROVERBIO INDIO

La Wicca moderna nació en los años 50 por mano del inglés Gerald Gardner y se calcula que en el mundo existan al menos un millón de wiccans, sin embargo, dado el extendido prejuicio hacia la antigua brujería, muchos prefieren el anonimato y algunas estimaciones llegan a considerar unos cinco millones de adeptos repartidos por los cinco continentes.

La naturaleza y, en particular, los árboles entrelazan con los seres humanos vinculaciones muy estrechas y antiguas. Miguel Herrero Uceda, escritor y naturalista, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y autor de “El alma de los Arboles” recalca como “los arboles son los únicos seres vivos que han sido testigos de diferentes eras geológicas y de todas nuestras transformaciones”. Y es que como transmiten los nativos americanos: “Los árboles son las columnas del mundo, cuando se habrán cortado los últimos árboles, el cielo caerá sobre nosotros.”

Fuente: La Vanguardia / Alberto Barbieri .