Archivos Mensuales: octubre 2018

Me gustaría que la gente volviera a hablar de amor.

Con este título tan sugerente abrimos este artículo que recoge la entrevista que mantuvimos con David López Saiz, joven escritor cántabro, hace unos días justo al lado de los acantilados de la Playa de los Caballos, en Miengo, uno de sus lugares preferidos.

A continuación la primera parte en video (3′), y el resto en texto. Magnífica toda ella por su contenido.

Pregunta: ¿Cuántas obras tienes publicadas?

Respuesta: La primera obra ha sido Debajo de tu piel que esta publicada en el año 2017. Y calculo que en año y medio, tenga la segunda. Ya tengo el nombre pensado, pero no lo digo todavía.

P: ¿Auto Publicación o editorial?

R: Esto ha sido  auto publicación con la ayuda de Amazon, y una empresa de San Vicente de la Barquera que se llama Pixel Publicidad.

P: ¿Planificas las historias al detalle antes de escribirlas o las dejas surgir sobre la marcha?

R: Cincuenta por ciento; las planifico y las dejo surgir, si bien hay que dejar un poco de margen,  gran parte del texto es trabajo previo.

P: ¿Cómo promocionas tus obras?

R: Principalmente por Redes Sociales -en Facebook tenemos unos 20.000 seguidores-, y también en prensa.

P: ¿Qué lecturas te causan más placer?

R: Cualquier lectura que me haga clic, es decir, una lectura que tenga algo que me toque el corazón o el alma.

P: ¿Algún género en concreto?

R: Sí, a mi especialmente me gusta la literatura hispanoamericana, en especial Gabriel García Márquez.

P: ¿Cuál es la problemática que tiene con la casa editorial un escritor que busca publicar por primera vez?

R: Que los márgenes a su favor son excesivamente altos. La problemática es que se quedan con un gran porcentaje de tu trabajo.

P: ¿Cuáles son los escritores que han influido en tu creación literaria?

R: Principalmente Gabriel García Márquez, el premio nobel colombiano, Juan Rulfo escritor mejicano muy querido en tierras latinas, y también me  influyen bastantes cantantes, en especial Joaquín Sabina, mi preferido.

Estos tres han sido mi cabecera y mi principal inspiración.

“Me inspiro también en los sentimientos, me influyó mucho para este libro que mi mujer estaba fuera del país”

Me inspiro también en los sentimientos, me influyó mucho para este libro que mi mujer estaba fuera del país, y quizás ese sentimiento de soledad se nota en las letras del primer libro; muchas historias que me han contado, a veces la gente cuenta relatos muy interesantes y los vas plasmando, en lecturas, libros románticos, canciones, vas cogiendo un poco de todo y lo vas dando forma.

P: Hablando sobre la influencia de Joaquín Sabina en concreto, ¿sus letras y su música, la combinación de las dos?

R: La combinación de las dos, su forma de cantar. Él es un poeta fantástico y me transmite mucho.

P: ¿Qué tan benéfico es para un escritor que su libro sea criticado?

R: Es una pregunta excelente. Creo que si la crítica viene de una persona que  la hace de manera constructiva es muy interesante, ahora si viene de un  “hater” (personas que muestran sistemáticamente actitudes negativas u hostiles ante cualquier asunto),   que solo se dedican a difamar…

La crítica que a veces he tenido en Internet  la consideraría interesante,  pero si la crítica es destructiva no tiene mucho valor.

P: ¿Has tenido alguna observación gramaticalmente hablando sobre alguna frase o alguna palabra?

R: Me pasó en La llegada cuando el libro estaba en pruebas. Un ejemplo, escribí: “hace sol pero la mañana es fría, y una señora muy educadamente, me dijo “hay sol pero la mañana es fría”.

Aunque las dos son aceptadas, es más correcto “hay sol, que hace sol”.

P: ¿Para qué tipo de público escribes?

R: Ya hemos hecho varias presentaciones y han tenido éxito en gente de 15 años para arriba, y en la franja de la parte superior está entre los 65 – 70 años. El ochenta por ciento del público es femenino.

Estoy sorprendido de que hay gente que no lee habitualmente pero le ha gustado el libro. Quizás también para gente demasiado joven, que todavía no está formada a nivel de sentimientos, así como a gente que no le gustan las emociones.

P: ¿Podíamos decir que tú escribes por y para el sentimiento?

R: Sí, para la emoción y el sentimiento.

P: Nos decías hace un momento que habías tenido varias presentaciones exitosas, ¿Que habías vendido todo? ¿Dónde han sido?

R: En Cantabria, ha sido todo  en la zona Occidental: Torrelavega, Cartes, San Vicente de la Barquera, Ruente, Polanco, Cudón,  Puente San Miguel, y también en colegios.

P: ¿Esperabas esa respuesta? ¿Te ha sorprendido?

R: Totalmente sorprendente, porque cuando uno hace prosa poética no espera que la gente se vuelque de esa manera.

P: ¿Ahora que lo mencionas, prosa poética podría ser tu estilo o tu estilo principal?

R: Claramente.

P: ¿Existe alguna presión del lector sobre el escritor?

R: Bastante, porque las Redes Sociales generan un estado de usar y tirar que es muy apremiante con el escritor.

Para las  Redes Sociales nunca es suficiente por mucho que publiques, es un círculo que nunca se acabaría de cerrar. Entonces la gente cuando no publicas algo está pendiente de que lo vuelvas a hacer.

Tengo la ventaja de que la gente que lee es un público culto y entonces saben sobrellevar que tarde más en volver a publicar. Sí, hay presión.

P: ¿Vives de lo que publicas?

R: De momento no, pero si sigue la cosa así, no me falta mucho. Porque el libro se vende muy bien, y si se sigue vendiendo tan bien me quedara muy poco para vivir de lo que publico.

P: ¿En qué lugares te sientes más cómodo para escribir? ¿Te inspira algún sitio en especial?

R: Me inspira pasear por la calle, la playa, el mar, el bosque, los pájaros, la tranquilidad, pero para escribir necesito estar solo, sin teléfono, sin ruidos.  Primero tengo que oxigenarme principalmente de la naturaleza y las personas,  y luego lo transcribo.

P: Estamos en una zona costera y hablas de bosques,  ¿tienes alguno cercano que te motive especialmente y acudas a él?

R: Pues sí, habitualmente voy a uno que se llama el  Monte Tejas,  un  bosque muy bonito, con mucho árbol local de hoja caduca. Espero conocer muy pronto el Monte Hijedo del que todo el mundo habla maravillas.

“Tiene que haber talento para que a la gente le guste lo que haces y tenga cabida, pero tiene que haber también mucho trabajo detrás.”

P: ¿En tus comienzos, fue difícil abrirte paso como escritor?

R: Sí, tiene que haber talento para que a la gente le guste lo que haces y tenga cabida, pero tiene que haber también mucho trabajo detrás. Si no hay trabajo no hay nada que hacer. No hay ninguna barita mágica que te diga: “venga haz un libro que va a ser un best-seller”. Hay que trabajar mucho. Hay mucha gente que piensa que “pongo aquí esto en Internet, me echo a dormir y me van a caer los sacos de billetes”. Cada día hay que conquistar un lector nuevo.   Muy duro por cierto, ya que  a veces es muy incierto.

P: El trabajo no garantiza el éxito, sino que te aproxima. ¿Hay que hacer una mezcla entre trabajo y talento para que se dé el éxito?

R: Yo creo que sí, talento tiene mucha gente y en muchos ámbitos de la vida, pero sino trabajas no tienes nada que hacer.

Tienes que darte a conocer, tienes que hacer presentaciones con mucha, poca gente,  tienes que estar como se dice ahora  veinticuatro por siete  para el lector. El trabajo es un porcentaje amplísimo del éxito de un libro.

P: ¿Cómo nace en ti el gusto por las letras?

R: En mi casa mi abuelo era un lector ávido de poesía, a mí me gustó siempre  fue lo que estudié. Siempre fui por la rama de letras aunque empecé derecho y  luego lo dejé.

El ambiente en mi casa no era especialmente literario, a mí me gustaba leer de pequeño y así fue como empecé, poco a poco.

“Estoy consiguiendo que la gente reconozca mi trabajo, y que en las presentaciones se emocione, llore, se sienta reconfortada, le guste lo que hago.”

P: ¿Cuál es tu principal aspiración?

R: ¿Mi principal aspiración?, estoy consiguiendo que la gente reconozca mi trabajo, y que en las presentaciones se emocione, llore, se sienta reconfortada, le guste lo que hago.

Hace poco en una entrevista para el Diario Montañés, me dijo una periodista de la zona Occidental que se llama Lucía Alcolea, que yo “le parecía el Quijote del amor”, que estoy luchando contra los molinos de viento de la actualidad para intentar que la gente se vuelva a enamorar.

Voy a seguir en eso, me gustaría que la gente volviera a hablar de amor, es lo que me gustaría.

FUENTE: CENTRO CULTURAL DE VALDERREDIBLE. TEXTO, FOTOS Y VÍDEO: COVADONGA MORATO Y JORGE MURILLO.

Neil Armstrong usaba Playtex

Os dejamos un curioso y a la vez excelente artículo de Bibiana Candia

Elegimos ir a la luna no porque sea fácil, sino porque es difícil. 12 de septiembre de 1962. (Discurso de J.F. Kennedy en la Universidad de Rice).

Cuando Armstrong y Aldrin caminaron sobre la superficie lunar el 20 de Julio de 1969, llevaban puesto el traje tecnológicamente más avanzado de la historia. El AL7 (A de Apolo, L de látex y 7 por el número de proyecto) fue confeccionado a base de veintiuna capas de tejidos superpuestos, cosidos puntada a puntada por costureras especialistas en ropa interior femenina.

En una competición contrarreloj por adjudicarse el diseño del traje espacial, la tecnología anatómica de los sujetadores y fajas de nuestras abuelas ganó a toda la industria armamentística norteamericana.

De cómo Playtex se hizo con el proyecto al estilo Mad Men

Abram Spanel, fundador de la International Latex Corporation, empezó fabricando fundas para pañales de bebé y gorros de baño de señora hechos de látex en los años 30. Durante la segunda guerra mundial, el bombardeo de Pearl Harbor y la invasión de Malasia cortaron radicalmente los suministros de látex, todo esto sumado a la bajada de demanda debido a la propia guerra, la empresa estuvo al borde de la quiebra.

Las ventas se reanudaron 1946, y con el fin de asegurarse el futuro Spanel creó una división interna de investigación para encontrar aplicaciones a sus productos que fuesen útiles al gobierno y la industria militar, ahí fue dónde nació el nuevo nombre: Playtex, la combinación del verbo play, jugar, y látex.

De esos experimentos nació la propuesta para diseñar el traje del Apolo en 1962.

En plena carrera espacial, la NASA convirtió la confección del traje de los tripulantes del Apolo en una competición principalmente dominada por los grandes contratistas de la industria armamentística. Antes de comenzar ya se daba por hecho que sería uno de ellos el ganador.

El equipo Playtex era un grupo formado por señoras costureras de Delaware e ingenieros que diseñaban fajas, todos ellos dirigidos por un señor que había sido mecánico de coches y un director de ventas que antes se dedicaba a reparar televisores. Imaginarlos compitiendo con empresas de armas que además les triplicaban el presupuesto despierta una especie de simpatía y compasión inmediata, la misma con la que miras a un perro cojo que sabes que va a perder la carrera.

Durante seis semanas trabajaron 24 horas al día en el diseño del modelo que competiría en las pruebas de resistencia que los directores del proyecto les tenían preparadas.

El prototipo, basado en su idea de anatomía, ligereza de los materiales y trabajo artesano superó tan ampliamente a sus dos competidores que la NASA no tuvo más remedio que tomarlos en serio y adjudicarles el proyecto. Aunque para dejar claro que no se fiaba del todo de ellos, los obligó a trabajar bajo la tutoría de una subcontrata aeroespacial: Hamilton Standard.

Los que en un principio tenían simplemente que supervisar la producción resultaron ser el enemigo en casa y no solo boicotearon al nuevo equipo, sino que a escondidas crearon y presentaron a la NASA su propio traje: el Tiger, que por supuesto fue un fracaso, habían intentado copiar torpemente el diseño de capas y el resultado fue un prototipo que solo servía para dejarse flotar pero no para hacer trabajo de campo. Cuando desde la dirección del proyecto Apolo se pidieron responsabilidades, Hamilton, bien entrenada en maniobras militares de distracción, se lavó las manos y culpó a los nuevos y su inexperiencia. Sin posiblidad de defenderse, Playtex fue expulsada del proyecto.

Las historias de héroes necesitan llegar siempre a ese punto en que parece que todo está perdido, el momento mágico en que ya no hay esperanza y por tanto un plan casi suicida parece lo más juicioso del mundo.

Han pasado tres años y la NASA sigue sin resolver el qué me pongo más importante del siglo XX, no les queda más remedio que invitar otra vez a presentar prototipos. Los antiguos empleados de Playtex que saben que no tienen nada que hacer si vuelven a presentarse amparados por Hamilton Standards, cogen sus proyectos, se despiden en bloque y presentan por su cuenta un prototipo nuevo. Quien ha visto la tercera temporada de Mad Men, sabe perfectamente de lo que hablamos.

Solo hay una cosa mejor que vencer a todos tus enemigos una vez, vencerlos dos veces y dejar claro que la primera victoria no fue un golpe de suerte. El traje cosido por señoras del pueblo de Frederica, en Delaware, superó doce de las veintidós pruebas a las que fue sometido y permitía la libertad de movimientos que era fundamental para que los astronautas pudiesen, una vez en la luna, recoger muestras y realizar su trabajo con la mayor comodidad posible.

En cuanto al resto de los competidores, uno de los trajes explotó y el otro tenía los hombros tan anchos que no dejaba a los astronautas salir por la escotilla; la imagen mental está al nivel de un episodio de el coyote persiguiendo al correcaminos.

Las empresas de armas seguían poniendo en primer lugar la seguridad por eso sus trajes eran pesados y poco prácticos, puras armaduras, mientras que nuestros amigos tenían como lema la ligereza, la comodidad y libertad de movimientos.

Playtex volvió a ganar por K.O. y esta vez llevarían el proyecto solos. Sin embargo la NASA puso como única condición que la división dedicada al traje de los astronautas tenía que cambiar de nombre, no querían una marca de corsetería femenina asociada a la carrera espacial.

Así nació ILC Industries, que más tarde cambiaría nuevamente de nombre y sería ILC Dover, pero que siempre estuvo formada por personal de Playtex, trabajando en las instalaciones de Playtex y utilizando exactamente el mismo material que utilizaba Playtex para confeccionar los sujetadores y las fajas.

El traje que era una nave espacial

Veintiuna capas de tejidos con funciones interrelacionadas entre sí, formando una especie de muñeca rusa de tamaño humano, una superpiel inmune al vacío lunar cuyas secciones iban unidas por piezas tubulares de neopreno reforzado con naylon para permitir el movimiento de las articulaciones y que se ajustaban con tiras de látex a la talla exacta del tripulante: las convolutes. Como era necesario que además de flexibilidad se pudiese aguantar la presión necesaria para preservar la vida, se insertaron cables de acero para absorber las fuerzas de tensión. Todos los trajes fueron unidos pieza a pieza por costureras de la línea de montaje de Playtex y hechos a la medida de cada uno de los tripulantes del Apolo 11.

Tuvieron que ser cosidos sin utilizar alfileres para no correr el riesgo de agujerear el látex, y el margen permitido para salirse de las costuras marcadas era 1/64 pulgadas, 0.39 milímetros; literalmente, la punta de una aguja. Para ello modificaron las máquinas de coser de modo que cada vez que bajaban el pedal daban una sola puntada.

Una vez terminada cada pieza se pasaba por una máquina de rayos X para asegurarse de que no había quedado ninguna aguja perdida entre las capas, porque en caso de ser  así, había que volver a empezar desde el principio.

Alta costura llevada a la máxima expresión tecnológica y a una cuestión de vida o muerte, Armstrong y Aldrin debían estar preparados no solo para sobrevivir en la luna, un lugar sin atmósfera, sino para soportar temperaturas extremas, radiación ultravioleta o incluso el impacto de micrometeoritos.

Una vez colocados los guantes y la escafandra, el traje de veintiuna capas era una nave espacial para una sola persona.

Un pequeño paso para el hombre

El 20 de julio de 1969 un grupo de señoras de Delaware veían en directo por la televisión los trajes que habían cosido puntada a puntada llegar a la Luna, los mismos trajes que hoy reposan en el museo Smithsonian de Washington y que fueron elegidos entre los 101 objects that made America, junto al sombrero de copa de Abraham Lincoln o el primer teléfono de Graham Bell.

La victoria de estas señoras sin nombre y sus vidas grises en un lugar perdido de los Estados Unidos es el triunfo del perro cojo. La confirmación de que algunas veces ganar no es fácil pero sí muy sencillo: tu trabajo debe ser tan bueno que no pueda ser ignorado, y hay insistir todas las veces que sean necesarias.

La única razón por la que una empresa de ropa interior femenina confeccionó los trajes que pisaron la luna es porque nadie consiguió impedírselo. Dio igual que resultase humillante para el orgullo masculino que los superhéroes fuesen vestidos con el mismo tejido que la faja de su mujer, a los ingenieros de la NASA y a los de la industria armamentística norteamericana no les quedó más remedio que admitir que este equipo tan poco ortodoxo había diseñado la solución más optimizada.

Solo les faltó comprender que por cambiarles el nombre no se muda la naturaleza de las cosas y que por mucho que insistiesen en ILC Industries era cuestión de tiempo que se supiese la verdad. Por eso la próxima vez que os hablen de la llegada el hombre a la luna e inmediatamente os vengan a la cabeza J.F. Kennedy, la Guerra Fría, un pequeño paso para el hombre pero un gran salto para la humanidadKubrick, la conspiroparanoia y el desierto de Nevada o el heroísmo de una labor de ingeniería sin precedentes, no olvidéis que nada de todo esto hubiese sido posible sin la tecnología de los sujetadores de nuestras abuelas, y que en los escaparates de las mercerías viejas está el material del que se forjan los superhéroes de verdad.

Bibliografía:

De Monchaux, N, (2011) Spacesuit: Fashioning Apollo. EEUU. The MIT press.

FUENTE: JOT DOWN / BIBIANA CANDIA


Cómo el arquitecto de moda en Nueva York devolvió la electricidad a Puerto Rico

Electricidad es igual a salud y a educación. El vídeo es muy bueno, pero no os perdáis el texto. Una solución sensacional, como dice Jonathan Marvel: la imaginación del ser humano es ilimitada…

Para los millennials Puerto Rico es Bad Bunny y es Ozuna. Es perreo y es reggaeton como antes fue Residente o Ricky Martin. Porque la isla caribeña ha sido siempre sinónimo de música y de sol. Su imagen es la del paraíso y la alegría; por eso la devastación causada por el huracán María en octubre del año pasado, con las imágenes de completa destrucción que lo acompañaron, resultaron aun más difíciles de digerir. “Puerto Rico es bien verde. Es un color que está por todos lados. Hasta el mar es verde, no es azul. Y cuando el huracán María chocó con la isla, el primer shock es que todo era marrón. Al bajar del avión no había carros, no había gente en las calles. No había nada de vida”… quien habla así, emocionado hasta las lágrimas, es Jonathan Marvel, puertorriqueño y uno de los arquitectos de moda en Nueva York. Para los amantes del diseño moderno Marvel es un tipo creativo y responsable, según la revista especializada The Architectural Digest, del nuevo look del barrio de Brooklyn. Para sus compatriotas es mucho más que eso: es alguien comprometido con la gente del lugar en que nació, capaz de recaudar millones de dólares para llevar a cabo una reconstrucción que, como en tantas otras ocasiones, los gobiernos no realizan a tiempo.

Puerto Rico también es spanglish, una forma de hablar única y peculiar en la que se mezclan vocablos procedentes del español, del inglés, de idiomas africanos y del autóctono taíno. Precisamente de esta lengua casi desaparecida hoy proviene la palabra huracán, lo que señala que estos fenómenos meteorológicos no son nuevos para los habitantes de las islas del Caribe, acostumbrados a lidiar con situaciones duras y complejas cada vez que llega la temporada de huracanes. Pero Irma y María fueron especialmente virulentos. En Puerto Rico María dejó sin electricidad a prácticamente la totalidad de la isla, hubo más de 4.600 muertes y arrasó construcciones e infraestructuras provocando una crisis humanitaria sin precedentes.

Pocas horas después de que sucediera el desastre, un grupo de amigos de Nueva York con fuertes lazos con la isla y Jonathan Marvel a la cabeza, se reunieron y decidieron poner en marcha Resilient Power Puerto Rico. Su objetivo: devolver la electricidad al país a través de energía solar y baterías de almacenamiento instaladas en la red de centros comunitarios ya existentes en la isla. Y en eso andan todavía… Porque lo que comenzó como una tarea humanitaria ha crecido para convertirse en un proyecto de mayor calado, en el que no solo se instalan paneles solares, sino que se educa a los habitantes del lugar sobre la importancia de las energías limpias y se les enseña a ser autosuficientes sobre el terreno.

Electricidad es igual a salud y a educación. A derechos humanos básicos que todos deberíamos tener cubiertos independientemente del lugar en que hayamos nacido o las tormentas que nos toque soportar. Ese es el espíritu que anima Resilient Power Puerto Rico y que impulsa las ideas de Jonatha Marvel; eso y una tremenda fe en las posibilidades de los seres humanos cuando trabajan juntos: “Cuando buscamos soluciones usando los recursos de la imaginación del ser humano… eso no se acaba”.

Edición:  Noelia Núñez | Douglas Belisario
Texto: José L. Álvarez Cedena

FUENTE: DIARIO EL PAÍS.

El Reina Sofía y el Archivo Lafuente resucitan su asociación en Santander

El museo, el empresario, el ministerio y el Ayuntamiento firman este miércoles el acuerdo para abrir un Centro Asociado en el antiguo Banco de España, que costará 10 millones de euros.

La primera salida física del Museo Nacional Reina Sofíafuera de Madrid ya tiene su fórmula. No será una subsede ni una franquicia, sino un centro asociado con el Archivo Lafuente que se instalará en Santander, en la antigua sede del Banco de España, una vez rehabilitado el edificio de planta noble hoy en desuso. El acuerdo de colaboración entre las partes se ha firmado se firmó en julio,  y el propósito es poner en marcha definitivamente un proyecto que debería abrir sus puertas en 2021, según las previsiones, tras varios años de retrasos. Se llamará Centro Asociado Museo Reina Sofía-Archivo Lafuente y exhibirá obras, pero sobre todo documentos, desde las vanguardias europeas de principios del siglo XX hasta los años ochenta.

El director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, explica la importancia de los fondos: “Los archivos en el arte moderno y contemporáneo son fundamentales porque contextualizan y explican momentos históricos a través de documentos. Una parte de ese arte tiene que ver con las partituras, los libros, la dimensión textual, como el dadaísmo, el futurismo, la poesía concreta… José María tuvo la inteligencia de coleccionar cuando su precio aún era accesible. Tiene fondos muy importantes de autores como Ulises Carrión, Sol LeWitt, Fernando Millán, José Luis Castillejo, de las vanguardias históricas…”. El valor de la colección, que incluye pinturas, dibujos, obra gráfica, fotografías, libros, revistas o cartas, supera los 15 millones de euros.

Lafuente añade que tal vez la mayor singularidad de su colección “es todo lo que hay de América Latina, porque a eso, en su momento, no se le dio importancia y nosotros trazamos un plan de recopilación. En el futuro constituirá la mayor singularidad internacional”. El coleccionista y empresario quesero recuerda que hace dos años llegó a un acuerdo con el Reina en virtud del cual “puede disponer de todo el archivo con carácter preferente”, mientras se desarrollan también proyectos independientes. Además, “el Reina tiene una opción de compra en exclusiva en 10 años”.

Exposición permanente

El Centro Asociado lo liderará el Reina Sofía y se expondrán obras tanto del museo como del Archivo Lafuente. El propósito es organizar una exposición permanente que se cambiará cada año y medio o dos años, además de una muestra temporal al año. También se podrá acceder a la documentación para su investigación y se ofrecerán actividades formativas. Hoy, solo los investigadores pueden acceder a la colección en un espacio acondicionado en una de las fábricas del industrial en Cantabria, si bien los fondos itineran con frecuencia en diversas exposiciones (como la actual de fotografía rusa en el Círculo de Bellas Artes).

“La idea es consolidar una relación y crear una institución de carácter público con el tiempo. La unión entre el Archivo y el Reina tiene una voluntad de permanencia y continuidad”, apunta Borja-Villel. “El Reina no está abriendo una franquicia ni una sede en Santander, sino que va al encuentro con un archivo que está en Santander. La franquicia va en una dirección, tiene algo de neocolonial. Un centro asociado va en las dos direcciones en una relación de igualdad”.

El proyecto se empezó a fraguar con el santanderino José María Lassalle como secretario de Estado de Cultura, e Íñigo de la Serna (también del PP) en la alcaldía. Hoy, la alcaldesa de Santander (PP), Gema Igual, asegura que el Ayuntamiento “lleva mucho tiempo poniendo toda la carne en el asador, saltando muchos obstáculos, sobre todo cuando se descolgó el Gobierno de Cantabria. Ya estaba encarrilado con el anterior ministro pero el actual [José Guirao] ha sido muy sensible”. El municipio costeará los 10 millones de euros de la rehabilitación y adecuación del Banco de España, así como el mantenimiento. No cierra las puertas a una posterior incorporación al proyecto del Ejecutivo autonómico, presidido por el regionalista Miguel Ángel Revilla, que gobierna con el apoyo del PSOE.

Guirao destaca que el acuerdo es una “alegría” para su departamento, para Santander y para España, porque el de Lafuente “es uno de los grandes archivos a nivel internacional en manos privadas y, sumado al del Reina, conformarán uno de los primeros archivos documentales dentro del mundo del arte moderno y contemporáneo”. Además, “el archivo corría el riesgo entre comillas de ir a una institución internacional dado su interés y hay que agradecer que se quede en Santander”.

UN NUEVO TRIÁNGULO DEL ARTE
La apertura del Centro Asociado Museo Reina Sofía-Archivo Lafuente, previsiblemente en 2021 o 2022, creará un nuevo triángulo del arte en España, en este caso frente al mar. A escasos metros de la antigua sede del Banco de España se sitúa el Centro Botín, de Renzo Piano, y unos metros más atrás, en el paseo de Pereda, la actual sede social del Banco de Santander se convertirá en la Casa Museo del Banco de Santander, tras la intervención valorada en 40 millones de euros del arquitecto David Chipperfield.

El coleccionista José María Lafuente incide en la importancia de descentralizar los polos de atracción del arte en España. Esta apuesta, sumada a la posible ampliación del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria, reforzará el eje Bilbao-Santander como destino cultural. Con 173.000 habitantes, la ciudad cuenta con una consolidada oferta que incluye la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, un festival internacional de música y una buena red de librerías y galerías de arte.
FUENTE: EL PAÍS / FERRÁN BONO .

I Campeonato Regional de gallinas de Raza Pedresa en Valderredible (Cantabria)

El pasado fin de semana se ha celebrado el primer Campeonato Regional de gallinas de Raza Pedresa, patrocinado por el Ayuntamiento de Valderredible y la Consejería de Medio Rural Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, en la localidad de Polientes (Valderredible).

A continuación os dejamos el reportaje que hicimos del evento, con entrevistas al Presidente de la Federación Cántabra para la Conservación y Fomento de la gallina Pedresa, y al juez nacional de la Federación Española de Avicultura,  Colombicultura y Cunicultura de Raza encargado de valorar a los animales.

¡Espectacular plumaje de una pedresa!
De izda. a derecha: David Pérez, Presidente de la Federación Cántabra para la Conservación y Fomento de la gallina Pedresa; Luis Fernando Fernández, Alcalde de Valderredible, y miembros de la Organización.
Entrevista realizada a David Pérez, Presidente de la Federación Cántabra para la Conservación y Fomento de la gallina Pedresa

Pregunta: David ¿cómo se os ocurre realizar el Campeonato Regional en Polientes?

Respuesta: Surgió porque uno de lo socios es de aquí, de Campo de Ebro, y hablando con él se nos ocurrió planteárselo al Ayuntamiento, del que tuvimos una muy buena acogida por parte del Alcalde.

P: ¿El Campeonato lo vais a llevar a cabo de manera rotativa?

R: Es el primer año que lo hacemos, y todavía no hemos decidido si será con sede fija o iremos rotando por poblaciones.

P: ¿Sería en Cantabria o fuera de la Comunidad Autónoma?

R: Principalmente queremos hacerlo en Cantabria, ya que la Asociación es cántabra y la raza autóctona de Cantabria.

P: ¿De qué consta el Campeonato?

R: Se exponen los animales, y vienen jueces de la Federación Española de Avicultura a juzgarlos, puntuándolos morfológicamente, y en función de su dictamen se otorgan los premios: campeón, subcampeón y tercer clasificado, tanto a machos como a hembras. Además, damos un premio especial a la mejor pedresa de todas, sea macho o hembra.

P: Para aquellos que desconocen este mundo de las gallinas de raza ¿cuales son los principales factores en los que se fijan los jueces  en lo que respecta a la morfología?

R: Principalmente en la raza pedresa es que el color sea color “pedrés” (barrado irregular),  formado por líneas oscuras, blancas-grisáceas, y negro-grisáceo, también que los tarsos de las patas los tengan bien amarillos, la cara roja, las orejillas -que es una zona de la cara debajo del ojo pegada al oído-,  sean blancas, y tienen que destacar sobre el resto de la cara roja.

P: Conseguir un ejemplar con todas esas características será una labor difícil ¿verdad?

R: Es complicado porque son muchos detalles a tener en cuenta, y su consecución es una tarea que se realiza a lo largo de varios años.

Entrevista realizada a Guillermo Vega, Juez Nacional de la  Federación Española de Avicultura, Colombicultura y Cunicultura de Raza

Pregunta: Guillermo, hace un momento nos decía usted que este tipo de eventos ayudan a promocionar la cultura y la  ganadería en las zonas rurales ¿en qué se basa para hacer esta afirmación?

Respuesta: Criar gallinas es muy fácil,  pero cultivar, criar y mantener una raza autóctona como es esta, conlleva un trabajo de selección exhaustivo y unificar criterios para todos los criadores de la raza,  es un trabajo en el que la asociación correspondiente apuesta para que todo sea uniforme y se llegue a un evento de esta magnitud, en el que haya un tanto por ciento elevado de los animales presentados  en un notable alto en raza, variedad y aspecto.

P: Aprecia usted en este primer evento de la Asociación Cántabra, muchas ganas e ilusión?

R: Así es, y también mucho trabajo, pero no trabajo de este fin de semana para que disfrutemos con la exposición, si no trabajo de años visitando gallineros, y seleccionar -junto con los dueños de los gallineros-, lo que es válido y lo que no lo es.

P: En su opinión ¿qué tiempo se tarda en conseguir un animal, digamos si no perfecto, casi perfecto?

R: Un ejemplar empieza a mostrar sus cualidades a partir de los ocho meses de vida, pero esto es una labor del día a día, porque hay que tener en cuenta que la vida de los ejemplares de gallina es muy corta, no se puede comparar con un semental vacuno que dura muchos años. Un gallo que este año es ideal para criar, igual dentro de un par de años es viajo, o ya no se tiene por diversas circunstancias.

A tenor de lo visto y oído sacamos una idea muy aproximada de la dificultad, y dedicación  que requiere esta, casi pasión.

FUENTE: CENTRO CULTURAL DE VALDERREDIBLE.  TEXTO Y FOTOGRAFÍAS: COVADONGA MORATO Y JORGE MURILLO.

Los pájaros son mucho más listos de lo que pensamos

La formidable capacidad de adaptación es una muestra de la inteligencia de los animales, tengan pico, pies, trompa o tentáculos

Es innegable: las aves no tienen pulgar oponible porque no tienen manos. Pero resulta que son, con los primates, el grupo de vertebrados con el mayor número de especies que se sirven de objetos. Los descubrimientos de los últimos 20 años demuestran que las aves son también una de las más creativas. Los córvidos (arrendajos azules, grajillas, urracas, cornejas, cuervos y grajos) son actualmente reconocidos por su gran creatividad, y los Psittacidae (loros, cotorras, etcétera), por su capacidad de realizar actividades excepcionales. El alimoche (Neophron percnopterus) lanza piedras a huevos para romperlos, y las garzas atraen a los peces con cebo…

Se ha visto a una grulla canadiense (Grus canadensis) utilizar un pañuelo… ¡para secarse! El carpintero del desierto (Melanerpes uropygialis) se sirve del pico como recipiente para transportar y sorber miel, y el águila negra africana (Aquila verreauxii) es perfectamente capaz de lanzar objetos para atacar a otro individuo. Un ejemplo clásico es el del macho del pergolero grande (Chlamydera nuchalis) y su decoración de interiores. Este pequeño pájaro australiano cubre el suelo de su nido con un tapiz hecho de racimos de olores y hojas de variados colores, que completa con conchas, semillas, pequeños guijarros y objetos del mismo tono, con el propósito de atraer a su pareja. Es capaz incluso de construir una especie de tálamo nupcial, a lo que dedica semanas de trabajo. Empieza por erigir un pasadizo, que puede llegar a medir más de medio metro de largo, con ramitas entrelazadas, que a veces aprovecha también para formar un arco en la entrada. Este túnel conduce a una especie de patio que el macho decora con piedras, conchas y huesos y que está situado de tal manera que la hembra solo puede descubrirlo al alcanzar un determinado recodo del trayecto. ¿Con qué intención? ¿Para sorprender a su pareja, tal vez, y forzar su admiración? Más notable aún es el hecho de que el pequeño pájaro construye con piedras un sendero inclinado, colocando las más grandes al fondo del patio y las más pequeñas en la entrada, de modo que, en un espacio que parece más pequeño de lo que realmente es, se destaque la figura del pájaro y, quizá por ello, parezca más seductor.

Según algunos expertos, esta actividad tiene más que ver con la fabricación de un nido que con la utilización de herramientas, pero también puede considerarse que guarda relación con la manipulación de objetos. (…)

Por lo general, los cuervos y las cornejas son los campeones de la utilización y la fabricación de herramientas con algún grado de complejidad. Un ejemplo, a modo de abreboca. Estamos en Japón. Un cuervo grande (Corvus corax) sobrevuela una calle. Lleva una nuez en el pico. Se posa en un cable del tendido, cerca de un semáforo y encima de un paso peatonal. Cuando el tráfico es más denso deja caer la nuez sobre la calzada, y los autos que van y vienen acaban rompiendo la nuez. Este pájaro se vale nada menos que de la circulación automotora como de una herramienta… Pero es capaz de sorprendernos aún más. En efecto, el cuervo aguarda pacientemente que la luz del hombrecillo verde en el semáforo se encienda y la de los coches pase a rojo, y solo entonces vuela hasta el paso peatonal y recoge la nuez, ahora libre de su cárcel. Este tipo de anécdotas con cuervos es frecuente en Francia, Estados Unidos y, como hemos visto, Japón. Fetnat, la pequeña hembra capuchina, usaba mi pie para cascar nueces; por lo visto, los cuervos son más listos.

Más elaborado es el uso que los cuervos salvajes de Nueva Caledonia (Corvus moneduloides) saben dar a algunos objetos. Pueden servirse de ellos, por ejemplo, para cazar invertebrados que se alojan en la madera muerta. Para ello utilizan hasta cuatro tipos diferentes de herramientas, entre las que destacan diversas ramitas y objetos fabricados con los bordes erizados de las hojas lisas y duras del Pandanus.

Estos objetos, a los que llega a imprimir formas complejas, son el producto de varias etapas de fabricación. El más complejo de todos presenta una base ancha y es más estrecho en la punta, y sirve para realizar acciones que requieren precisión sin perder su dureza. Con el pico, los pájaros recortan poco a poco los bordes de las hojas hasta formar escotaduras, que usan como pequeños ganchos para atrapar las larvas que anidan en la madera. El gradual perfilado de la herramienta y la fabricación de los ganchos ocupan distintas etapas. Se añade el hecho de que el proceso de elaboración y la forma de los objetos varían de un ambiente a otro, lo que podría indicar en algunos casos un comportamiento cultural. Muchos científicos piensan que son las herramientas más elaboradas del mundo animal.

Otro ejemplo de uso complejo de herramientas es el que ofrecen las cornejas, capaces de servirse de ellos para jugar. ¿Cómo? Nada más fácil. Una corneja se posa en lo alto de un techo inclinado cubierto de nieve. En el pico lleva un plato o tapa de gran tamaño que ha encontrado por ahí. Pone el objeto sobre la superficie del techo, se sube encima y… ¡se lanza cuesta abajo como si bajara en trineo! Repite la misma operación varias veces, entre raudos descensos y subidas con el vehícu­lo en el pico.

Ejemplos fascinantes

En laboratorio se pueden observar ejemplos fascinantes. Los cuervos de Nueva Caledonia son capaces de secuenciar la utilización de herramientas, como en esta serie de tres operaciones: atrapar un objeto con una cuerda y, valiéndose de él, alcanzar otro más largo con el que acceder a un alimento depositado en el fondo de una caja. También saben utilizar herramientas para explorar su ambiente, como cuando con una ramita tantean arañas y serpientes introducidas en su espacio vital, probablemente para asegurarse de su inocuidad antes de atraparlas. Temerarios, quizá, pero no tontos.

La captación de alimentos da lugar a otro ejemplo impresionante, el de Betty, un cuervo de Nueva Caledonia enfrentado al difícil reto de recuperar comida colocada en un pequeño cesto con asa, a su vez introducido en un tubo transparente que ha sido fijado al suelo por un extremo para que el pájaro no pueda moverlo y que es demasiado largo para que pueda alcanzar el alimento con el pico. A Betty solo se le ofrece la opción de utilizar alambres de aluminio. Sorprendentemente, no solo los utiliza, sino que lo hace de forma creativa. Sostiene con firmeza un alambre con el pico y una de sus patas, y mediante una serie de movimientos coordinados del cuerpo, el pico y la pata, imprime al objeto la forma de un gancho. Si el ángulo es demasiado obtuso o abierto, el gancho resbalará sobre el asa del cesto, y si es muy agudo o cerrado, no podrá sujetarla. Pues bien, resulta que Betty imprimió al alambre el ángulo más adecuado, lo introdujo en el tubo y fue capaz de recoger el cestito con él. (…)

En resumidas cuentas, muchos mamíferos y aves saben fabricar herramientas y las utilizan, y para llevar a cabo estas actividades se valen de manos, patas, trompas y picos. En otras palabras, no existe un solo método para llevar a cabo tareas que requieren la intervención de herramientas y capacidad creativa e innovadora, y mucho menos uno desarrollado exclusivamente por humanos. Pero quizá esta capacidad es desarrollada solo por mamíferos y aves. O no…

Fragmento de ‘Inteligencia animal. Cabeza de chorlitos y memoria de elefantes’ (Plataforma Actual), de Emmanuelle Pouydebat, bióloga e investigadora del Centre National de la Recherche Scientifique, que se publica este lunes. Traducción de Ana Nuño.

FUENTE: DIARIO EL PAÍS.

Las historias de horror de los parásitos que controlan la mente de sus víctimas

Orugas que se hacen pasar por abejas reinas, parásitos que obligan a hormigas a suicidarse y organismos que ponen a los ratones a merced de los gatos.

En la naturaleza que inspira las películas de Disney se pueden encontrar también los más espeluznantes relatos de terror. Una de las mejores fuentes de ese tipo de historias son las relaciones entre parásitos y huéspedes en el mundo de los insectos. Millones de años de evolución han permitido la aparición de sofisticados mecanismos de algo parecido al control mental en el que las víctimas entregan sus vidas para beneficio del organismo que les ha infectado. Animales que se suicidan para que los parásitos puedan alcanzar su objetivo o insectos que se quedan velando por la seguridad de las crías de su asesino mientras estas le devoran por dentro despiertan el interés de la neuroparasitología, una rama que trata de comprender las bases biológicas de estas prácticas despiadadas.

En un artículo que se ha publicado en Frontiers in Psychology, un grupo de investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev, en Israel, ofrece algunos ejemplos de manipulación del sistema nervioso de la víctima y los esfuerzos que se están realizando para explicarlos.

Uno de los usos que los parásitos hacen de sus víctimas es el de emplearlos como medio para reproducirse y dispersarse. Es el caso del Dicrocoelium dendriticum, que comienza su ciclo en el hígado de animales como las ovejas. Allí ponen huevos que después son expulsados a través de las heces y pasan a infectar a caracoles que se alimentan de ellas. A continuación, los caracoles producen unas mucosidades que atraen a las hormigas y acaban infectadas por los parásitos. Mientras la mayoría de los parásitos se queda en el hemolinfo, la sangre de las hormigas, uno solo de los parásitos migra hasta la cabeza del insecto y, se cree, comienza a segregar algún tipo de sustancia química que sirve para controlar su comportamiento.

Un tipo de avispas utiliza el cuerpo de una oruga para incubar sus crías y después hace que las cuide

Sigue leyendo Las historias de horror de los parásitos que controlan la mente de sus víctimas

Los celos que destruyeron la amistad entre Lope de Vega y Miguel de Cervantes

Se conocieron en la madrileña calle de Lavapiés. Compartieron amistad, inquietudes, llegaron a loarse en sus obras. Hasta que los celos entre estos dos grandes creadores corroyeron su relación hasta fulminarla.

ALGUNA VEZ, Lope de Vega y Miguel de Cervantes fueron amigos. Incluso se admiraron mutuamente. Pero solo al principio. Antes de la peor traición que un escritor puede cometer contra otro.

Los dos genios se conocieron en 1583 en la calle de Lavapiés, en casa de Jerónimo Velásquez, quien en términos actuales sería considerado un productor de teatro. Lope tenía un affaire con la hija casada de Velásquez. De hecho, tuvo affaires con casi todas las mujeres de la Península. A su muerte, el dramaturgo dejaría firmadas más aventuras que libros.

Documentadas: dos esposas —una de ellas raptada—, seis amantes, catorce hijos y al menos dos procesos judiciales asociados a sus amoríos. A pesar de sus múltiples distracciones, Lope era un autor talentoso y muy prolífico. Por su parte, Velásquez —productor, al fin y al cabo— no tenía muchos escrúpulos. Según Eduardo Haro Tecglen, el señor le vendió al dramaturgo el amor de su hija a cambio de unas 20 comedias para su compañía.

Cervantes tenía un carácter muy diferente. Aunque 15 años mayor que Lope, no visitaba a Velásquez en condición de consagrado, sino de aspirante. Lope arrollaba con su personalidad. Cervantes se mostraba más reservado. Lope brillaba en los salones de los nobles. Cervantes pasaba penurias económicas. Lope era la gran estrella del teatro popular, se lucía en todos los géneros literarios y escribía decenas de piezas simultáneamente, incluso apócrifas. Cervantes, obligado por la necesidad de trabajo, pasaba largas temporadas sin escribir una línea, y se daba por satisfecho con colocar alguna de sus comedias en la cartelera de su anfitrión.

En el fondo, ambos escritores encarnan el gran conflicto esencial del arte moderno: romanticismo o mercado, expresar el mundo interior o satisfacer al público.

A pesar de todo, esos personajes tan dispares hicieron amistad. Vivieron mucho tiempo en el mismo barrio y se cruzaban con frecuencia. Intercambiaron públicas manifestaciones de aprecio: Cervantes en La Galatea, Lope en La Arcadia. La última evidencia de una buena relación data de 1602, cuando Lope incluyó un soneto de su colega en La hermosura de Angélica.

Contra lo que cabría esperar, no se interpuso entre los dos amigos una mujer. Ni un poderoso rey. Ni sus diferentes concepciones del arte.Quien acabó con su conexión fue un personaje mucho más temible, invencible y feroz: un tal Don Quijote de la Mancha.

Lengua y ojos largos

Entre escritores, no hay nada más insoportable que el éxito de un amigo. Nuestros colegas preferidos son aquellos que comparten nuestro nivel de aceptación social. Con ellos, despotricamos contra los que gozan de más popularidad o prestigio, seguros de que esos advenedizos no lo merecen como nosotros.

Pero cuando el advenedizo es precisamente nuestro amigo, nuestro igual, nos enfrenta a la sospecha terrible de que quizá carezcamos de talento. Pocos espíritus resisten ese embate con generosidad. Es más reconfortante juzgar que el amigo se ha vendido barato al venenoso sistema que antes criticaba.

El Siglo de Oro de las letras españolas no era diferente. Al contrario, en un mundo más pequeño que el actual, las rencillas se potenciaban, y los pequeños desplantes se convertían en atroces afrentas. Nuestros dos autores lo sabían bien. Tomás S. Tómov, que ha dedicado un ensayo filológico a su enemistad, cita a Cervantes en los Trabajos de Persiles y Sigismunda, libro IV, capítulo III: “No hay amistades, parentescos, calidades, ni grandezas que se opongan al rigor de la envidia”. Y a Lope de Vega en La viuda valenciana, acto I, escena IV: “La envidia astuta tiene lengua y ojos largos”.

Lope, en particular, con su carácter extremo, andaba siempre metido en conflictos con colegas y paranoias sobre la envidia ajena, metiéndose en cuanta trifulca literaria pudiese, escribiendo sonetos, cartas públicas, libelos y difamaciones contra quienes designaba como rivales.

Como no representaba competencia real, Cervantes sobrevivió indemne a la furia de Lope hasta que escribió Don Quijote de la Mancha. Pero al parecer, con esa novela cometió el peor error posible: entregarle el manuscrito a su supuesto amigo.

En agosto de 1604, varios meses antes de la impresión, Lope pone a un amigo al día de los próximos lanzamientos literarios, y le anuncia:—De poetas no digo; ¡buen siglo es este! Muchos están en ciernes para el año que viene. Pero ninguno hay tan malo como Cervantes; ni tan necio que alabe a Don Quijote.

La historia guarda papeles, edificios, incluso ropas y utensilios. Pero no conserva las ideas de las personas. Nunca sabremos si Lope de Vega atacó esa novela por encontrarla infame o notable, por estética o por celos. Sí podemos decir que, en adelante, sus elogios mutuos se transformaron en feroces diatribas.

Si Cervantes le pasó el manuscrito a su colega, debe haber sido para que lo ayudase a conseguir recomendaciones de personajes ilustres. Hoy, los libros se venden con fajas llenas de frases laudatorias de otros escritores. En el siglo XVII, traían sonetos de duques o marqueses. De ser esa la intención, está claro que no funcionó. Al final, el prólogo del Quijote carece de nombres relevantes, algo que Cervantes justifica con sarcasmo:

—Soy de naturaleza poltrón y perezoso para andarme buscando autores que digan lo que yo sé decir sin ellos.

Como parodia de esos prescriptores literarios, se inventa sonetos escritos por los grandes caballeros andantes: lo que Orlando Furioso le diría a Don Quijote. Lo que el Escudero de Amadís de Gaula le diría a Sancho Panza. Lo que el caballo del Cid Campeador le diría a Rocinante.

¿Una sátira a la literatura de aventuras? Tómov la entiende más bien como una larga burla a Lope de Vega, que escribía personalmente las recomendaciones que hacía firmar a sus prescriptores, y presumía de bibliografías rebuscadas y latinajos.

Pero no hace falta buscar mensajes ocultos. Lo cierto es que ambos genios dejaron en su guerra versos bastante explícitos. En algunos de ellos, con rimas tácitas, Cervantes le pide a Lope directamente destruir su obra:

Hermano Lope, bórrame el sone…De versos de Ariosto y Garcila…Y en cuatro leguas no me digas co…Que supuesto que escribes boberí-…Lope, por su parte, está obsesionado con la novela de marras:

Ese tu Don Quijote baladíde culo en culo por el mundo vavendiendo especias y azafrán romíY, al fin, en muladares parará.

Pero el peor momento de esa pelea llegaría 10 años después, con el robo de lo peor que un escritor puede robarle a otro: su universo.

Traición y venganza


El Quijote convirtió a su autor, casi a sus 60 años, en un escritor famoso. Se sucedieron ediciones y traducciones. Sin embargo, las penurias de Cervantes no acabarían. Ninguna de sus siguientes obras alcanzaría el triunfo de su gran libro. Cansado de intentarlo, decidió volver a lo seguro: en 1615, publicó la Segunda parte del ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha.

Para su desgracia, meses antes, un plagiario bajo el seudónimo de Alonso Fernández de Avellaneda publicó su propio segundo tomo del Quijote, una novela con los mismos personajes, cruelmente diseñada para robarse por la mano todo el éxito comercial de la nueva entrega.

En su edición del Quijote apócrifo, Luis Gómez Canseco apunta varios indicios que señalan a Lope como autor de la traición. Por ejemplo, el prólogo, donde Avellaneda se deshacía en referencias al dramaturgo, y se presentaba a sí mismo con sus características: ministro del Santo Oficio y autor de comedias. De paso, manifestaba contra Cervantes el más absoluto desprecio. Lo llamaba viejo y manco. Lo acusaba de hallarse “tan falto de amigos” que nadie quería prologar sus libros, a diferencia de los “del autor de quien murmura”, una clara referencia al tema de los prescriptores. Y recomendaba al lector solo un título cervantino: La Galatea, donde se halla el elogio a… Lope de Vega.

Sospechosamente, además, no existían muchos autores capaces de escribir a la velocidad suficiente para adelantar la edición de un libro ajeno. Ni con experiencia en escribir imitando a otros.

Como era de esperar, aunque no pudo identificar a su autor, Cervantes reaccionó al plagio con furia. Y tuvo tiempo de volcar su ira en la verdadera segunda parte. Lo fascinante es que no se ocupó de defenderse personalmente. Para hacerlo, mandó al mismísimo Quijote.

En la trama, el loco de Cervantes habla del libro impostor, que circula entre los personajes a la par que el original. Una y otra vez se esmera en reivindicarse a sí mismo como el “verdadero”, y critica el estilo del apócrifo. Sancho protesta porque el plagiario lo ha retratado como un bobalicón. Y los dos, como su enemigo ha ido a Zaragoza, desprecian en su viaje esa ciudad y continúan directamente a Barcelona.

Casi sin quererlo, por venganza y no por voluntad literaria, este escritor acababa de romper los límites entre realidad y ficción. Como harían mucho después Woody Allen o Borges, el manco atravesaba los umbrales de la realidad, inventando la novela moderna. Fuese quien fuese Avellaneda, al final su envidia solo sirvió para convertir a Cervantes en un autor universal.

FUENTE: EL PAÍS / SANTIAGO RONCAGLIOLO .

Las pifias de nuestra (in)cultura popular en el área de la salud

Interesante artículo que desmonta algunas viejas expresiones, refranes, etc.
Pese a estar rodeados por las tecnologías de la información, seguimos siendo animales de costumbres

Estamos en plena era de la información. Las nuevas tecnologías, con Internet como su máximo exponente, nos permiten tener al alcance de la mano, y con tan solo unos pocos clics, vastos conocimientos de cualquier temática y época y en cualquier idioma. Nunca antes en la historia de la humanidad había sido tan fácil acceder a tantos y tan diversos contenidos que, de imprimirse, llenarían miles de bibliotecas. Sin embargo, hay una gran diferencia entre tener acceso a gran cantidad de información y estar bien informado. Pese a estar rodeados por las tecnologías de la información, seguimos siendo animales de costumbres. Así, muchas viejas tradiciones, expresiones, refranes, y el boca a boca de la cultura popular siguen todavía muy presentes entre nosotros.

Precisamente, la salud y la medicina, por ser temas de gran importancia para casi todo el mundo, tienen un hueco muy importante en nuestra cultura popular. Como se suele decir: “De fútbol y de medicina, todo el mundo opina”. No es, por tanto, de extrañar que abunden incontables referencias a la salud en nuestro refranero, muchas de ellas de sentido común como “La salud es un tesoro que vale más que el oro.” Desafortunadamente, también existen muchos errores en nuestra (in)cultura popular en el ámbito de la salud y éstos se transmiten durante décadas e incluso siglos, quedando establecidos en nuestra sociedad, a modo de memes culturales. Acerquémonos, pues, a aquellos especialmente populares que patinan estrepitosamente en aportarnos sabiduría y veamos en qué fallan.

“Si escuece es que cura”

Célebre máxima y típica frase de madre/abuela donde las haya, nos remonta a aquellos nostálgicos tiempos de nuestra infancia y sus traumáticas heridas. Aunque ya no se usan tanto como antaño, el agua oxigenada y el alcohol han sido históricamente los principales recursos para desinfectar heridas abiertas y sangrantes. Cualquiera que las haya usado para tal fin conoce el agudo escozor que se siente al aplicarlos. Para justificar tal padecimiento y acallar quejas y lloros de niños, decir la frase “si escuece es que cura” era casi un ritual. Desafortunadamente para todos, no era verdad. Tales sustancias agreden a los tejidos expuestos en la herida, provocando dolor, dificultando la cicatrización y, por tanto, retrasando su curación. Por esa y otras razones, en la actualidad se recomiendan otros productos mucho menos agresivos como la a clorhexidina o la povidona yodada.

“He cogido frío y me he resfriado”

Es prácticamente imposible atravesar el invierno sin escuchar una o varias veces esta frase. La idea está totalmente infiltrada en nuestra cultura, a pesar de que es completamente errónea y confunde causa con consecuencia. Lo que cogemos, en realidad, cuando nos resfriamos es un virus y, como consecuencia de ello, uno de los primeros síntomas es la sensación de frío, junto con una posible febrícula (elevación leve de la temperatura corporal). La frase de marras tendría el mismo sentido que decir “he cogido mocos y me he resfriado”.

“Córtate el pelo para que crezca con más fuerza”

En el ámbito peluquero, esta es la frase que ha marcado y marca una tendencia mucho más fuerte y duradera que cualquier moda de peinado y con las mismas razones lógicas detrás: ninguna. El pelo humano, concretamente el tallo piloso, está compuesto por la proteína fibrosa queratina alfa y células muertas. Sí, el pelo no es algo que esté vivo a pesar de los muchos esfuerzos publicitarios que existan para “nutrirlo”. Cortar fibras de queratina con células muertas no tiene absolutamente ninguna influencia en la producción de pelo. Ésta tiene lugar en el bulbo piloso (la base del pelo) bajo la piel y, ahí sí, hay células madre que producen nuestro odiado o amado pelo y no se ven afectadas lo más mínimo por nuestros esfuerzos con la tijera.

“Los humanos sólo utilizamos el 10 % del cerebro”

Sería bonito si fuera verdad, porque daría un rayo de luz de esperanza sobre las posibilidades intelectuales de millones de personas. Desafortunadamente, usamos el 100 % de nuestro cerebro aunque, eso sí, no de forma simultánea. De hecho, usar el 100 % del cerebro al mismo tiempo distaría mucho de pensar como Einstein: estaríamos padeciendo, en realidad, un gran ataque epiléptico. Al igual que ocurre con nuestros músculos, que somos capaces de usar cualquiera de ellos en cualquier momento pero no todos al mismo tiempo, utilizamos consciente o inconscientemente diferentes regiones de nuestro cerebro según la actividad que realicemos. Es algo que conocemos muy bien gracias a pruebas como las resonancias magnéticas funcionales que permiten hacer estudios de la actividad del cerebro. Así pues, no hay ninguna región inutilizada en nuestro órgano pensante en condiciones normales, salvo aquellas que puedan quedar seriamente afectadas por un ictus, por ejemplo.

“No leas con tan poca luz, que te vas a dejar la vista”

Otra frase típica de nuestra infancia y de uso generalizado por progenitores de diferentes generaciones que veían y ven con preocupación la lectura en condiciones de poca luz. Como bien saben los oftalmólogos, la lectura u otras actividades en las que se fijen los ojos con poca iluminación no afecta en ningún momento a la capacidad de visión del ojo. Sin embargo, sí que se puede provocar fatiga visual, como consecuencia de exigir a los músculos del ojo enfocar de cerca durante largo tiempo, sin que la iluminación sea el factor responsable. Es lo que le ocurre a muchas personas cuando trabajan durante muchas horas frente a la pantalla del ordenador, por ejemplo. Es cuando aparece entonces la visión borrosa, el enrojecimiento y picor en los ojos, entre otros síntomas. Aun así, es una situación transitoria que se recupera con el descanso y no va a mayores.

FUENTE: DIARIO EL PAÍS / ESTHER SAMPER .