Archivos Mensuales: junio 2018

El alquimista del Barroco

Tecnologías propias de la física y la química aplicadas en la restauración de dos obras de Murillo desvelan la magia de su pintura.

La obra de Murillo “La multiplicación de los panes y los peces” PACO FUENTES .

Bartolomé Esteban Murillo (Sevilla, 1618–1682) fue un alquimista. De una decena de colores básicos fue capaz de extraer toda la gama de matices que inundan sus pinturas. Mezcló y creó pigmentos para lograr transparencias, efectos de luz y tonos singulares. La aplicación de tecnologías de análisis físicos y químicos a dos de sus obras más importantes para su restauración por parte del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), en colaboración con el Centro Nacional de Aceleradores y las universidades de Sevilla, Jaén y Catania (Italia), ha permitido un viaje en el tiempo para averiguar cómo creó La multiplicación de los panes y los peces y Moisés haciendo brotar el agua de la roca, dos cuadros de sus últimos años (1670) que permanecen ahora expuestos en el Hospital de la Caridad de Sevilla.

“Gracias a la ciencia y a la tecnología sabemos cómo se realizaron las obras y las posteriores restauraciones, detectadas gracias a la aparición de elementos anacrónicos, como un azul Prusia 300 años posterior al nacimiento del pintor”, relata María Auxiliadora Gómez Morón, investigadora del IAPH, entidad que dirige Román Fernández-Baca.

Murillo ensayaba en los bocetos y pintaba directamente con las mezclas de pigmentos que necesitaba para recrear metales, cerámicas, textiles y personajes. Ni siquiera dibujaba previamente sobre la tela. Las imágenes iban surgiendo de sus morteros y sus pinceles capa a capa sobre un lienzo tratado con tierra de Sevilla.

Del análisis de las distintas capas del cuadro se sabe que casi no existen arrepentimientos (rectificaciones hechas por el pintor). Murillo ensayaba en los bocetos y, una vez que tenía clara la composición, pintaba directamente con las mezclas de pigmentos que necesitaba para recrear metales, cerámicas, textiles y personajes. Ni siquiera dibujaba previamente sobre la tela. Las imágenes iban surgiendo de sus morteros y sus pinceles capa a capa sobre un lienzo tratado previamente con tierra de Sevilla.

Con todas las tecnologías aplicadas, según explica la investigadora, se han podido determinar los materiales usados. La tela incluye ese barro local que utilizaban los alfareros, calcita y negro humo procedente de cenizas vegetales que permitían distribuir los ocres que conforman la base de la pintura con diferentes tonalidades según las partes de la escena a representar.

El extraordinario color azul del manto de Jesucristo en el cuadro que representa la multiplicación de los panes y los peces, se consiguió con capas de pigmentos rematadas con una finísima lámina de lapislázuli, un mineral casi precioso formado por lazulita, calcita y pirita. Era muy caro, por lo que Murillo recurrió a una extraordinaria habilidad pictórica para obtener la tonalidad final con la aplicación de una finísima capa de micras de grosor extendida con una precisión propia de tecnología de la época actual.

Los rojos se realizaron a partir de la cochinilla americana, un insecto parásito de México y Perú y que llegó a España tras el Descubrimiento. De este animal se obtenía un pigmento rojo intenso y duradero que utilizaron desde Tiziano a Van Gogh y que era “el tercer producto más caro de los que procedían del nuevo continente, tras el oro y la plata”, explica Gómez Morón mientras muestra los componentes detectados en su microscopio.

“Murillo sabía el resultado que iba a obtener con sus mezclas, cómo iban a ser percibidos los colores y las texturas. Era un alquimista”, resalta la investigadora.

La importancia de esta investigación previa es fundamental para el trabajo posterior de restauración con criterios científicos. Y la clave es llegar a ese conocimiento casi sin tocar ni mover la obra de los talleres del IAPH y, en caso de que sea imprescindible, obteniendo solo micras de muestras de los pigmentos.

El extraordinario color azul se consiguió con  una finísima lámina de lapislázuli, un mineral casi precioso. Era muy caro, por lo que Murillo recurrió a una extraordinaria habilidad pictórica para la aplicación de una capa de micras de grosor.

Para esta labor ha sido esencial la colaboración del catedrático Miguel Ángel Respaldiza y su equipo de investigación del Centro Nacional de Aceleradores. En el año que se celebra el 400 aniversario del nacimiento del pintor, la recuperación de las obras tenía un carácter aún más significativo.

Respaldiza explica que se han usado varias tecnologías para el análisis no invasivo de las obras. Una de ellas ha sido la fluorescencia de rayos X, para determinar los materiales usados en la pintura a partir de la “excitación” de los átomos que la componen. Con haces de uno o dos milímetros se han barrido los más de 15 metros cuadrados de cada obra.

La espectroscopia Raman se ha utilizado para, a partir de la luz láser, analizar la composición molecular de la pintura. A esta se le unieron los mapas de rayos X elaborados con uno de los pocos equipos que existen en el mundo y que facilitó la Universidad de Catania. “Es como la fluorescencia, pero en toda la obra”, explica el investigador, cuya labor aún no ha concluido ya que aún queda trabajo por analizar de los miles de ficheros obtenidos durante los trabajos.

La información desvelada no solo ha facilitado el trabajo de restauración, sino que también ha permitido averiguar cómo consiguió el pintor trasladar la magia de la escena a los espectadores. “Murillo sabía que el esmalte se degrada de azul a pardo. Es de suponer que utilizó esta característica para aplicarla en función de cómo quería dramatizar la escena”, explica Respaldiza.

El rojo obtenido con la cochinilla americana era el tercer producto más caro de los que procedían del nuevo continente, tras el oro y la plata

El trabajo realizado a lo largo de un año puede observarse ya en el Hospital de la Caridad, donde el Moisés haciendo brotar el agua de la roca y la Multiplicación de los panes y los peces de Murillo han resistido el paso del tiempo y, en especial, el expolio francés durante la invasión de principios del XIX. La muestra se titula Murillo cercano. Miradas cruzadas porque es la primera vez que pueden observarse a la altura de una persona (fueron concebidas para ser colgadas a seis metros de altura) y enfrentadas en un espacio diseñado para la contemplación conjunta de ambos trabajos.

La investigación y restauración de estos dos cuadros han sido posibles gracias a un convenio firmado por la Consejería de Cultura, la Fundación La Caixa y la Hermandad de la Caridad. La intervención ha supuesto una inversión total de 240.026 euros, de los cuales 131.837 han sido aportados por La Caixa, 93.189 euros por el IAPH (dependiente de la Consejería de Cultura) y 15.000 por la Hermandad de la Caridad.

FUENTE: DIARIO EL PAÍS / RAÚL LIMÓN

¿Robótica? sí, en Escalada donde Burgos y Cantabria se fusionan.

Contactamos con Eva Martínez, directora del Colegio San Miguel Arcángel de Escalada (Burgos), perteneciente al Valle de Sedano, para contemplar la posibilidad de hacer una entrevista a niños y niñas alumnos  que participaron y obtuvieron un trofeo en un Proyecto de Robótica, llevado a cabo por el Ayuntamiento  y Universidad de Burgos.

Su contestación no pudo ser más rápida: “Por supuesto que sí, pero los protagonistas serán los niños ya que ellos son los verdaderos artífices del reto” (ver vídeo más abajo)

Alumnos que participaron en el proyecto

La respuesta de Eva nos animó para la que iba a ser nuestra primera experiencia periodística con niños de 10 a 12 años.

Nos miraban con la curiosidad y timidez propia de su edad, al fin y al cabo éramos dos desconocidos para ellos; al principio sus respuestas fueron muy escuetas, pero a los pocos minutos “conectamos” y empezaron a ser mucho más participativos. Su desparpajo, intensidad y firmeza al contestar nos dejaron asombrados.

Hemos tratado de  reflejar lo más fielmente posible el texto de la entrevista original con ellos, para preservar su espontaneidad.

Vídeo grabado durante nuestra visita (2′ 40″)

Pregunta: ¿Qué os motiva meteros en el mundo de la robótica? ¿La directora, las profesoras? ¿A vosotros os gusta?

R: Nos gusta mucho.

P: ¿A quién se le ocurrió la idea de hacer el proyecto?

R: A Eva (Eva Martínez directora del Colegio).

P: ¿Habéis participado todos?

R: Sí, sí.

P: ¿Habéis llevado a cabo diferentes  tareas cada uno?

R: Si (coral).

P: ¿Las piezas que utilizáis para elaborar el proyecto de qué tipo son?

R: De plástico, de Lego.

P: ¿Pensasteis entre todos cual era la idea o bien os ayudaron las profesoras?

R: Las profes nos ayudaron un poquito.

P: ¿Y luego vosotros que hicisteis? ¿Montasteis las piezas?

R: Si, las fuimos montando creando un robot que tenía que cumplir unas misiones.

Sigue leyendo ¿Robótica? sí, en Escalada donde Burgos y Cantabria se fusionan.

Cazadores de plásticos en el ‘Mare Nostrum’

Un proyecto de investigación impulsado por 43 países busca conocer y mitigar el impacto de la contaminación en zonas marítimas protegidas de la cuenca mediterránea.

En abril aparecía en Murcia un cachalote muerto tras ingerir 29 kilos de plástico. Un síntoma más de que la situación en el Mediterráneo es preocupante. “¿Que si es seria? Depende de lo que se entienda por seria: es una de las áreas del mundo con mayor exposición a basura marina”, ilustra Maria Cristina Fossi, catedrática de Ecología de la Universidad de Siena (Italia). De esa gravedad surge el proyecto Plastic Busters (se ha traducido al español como “cazadores de plástico”), impulsada por el propio centro universitario y los 43 Estados miembros de la Unión por el Mediterráneo (UpM).

“Lo interesante es que uno imagina que las áreas marinas protegidas están eso, protegidas. Pero no es así ante fenómenos como la circulación de plásticos y otros residuos por los propios flujos marinos”, señala Miguel García-Herraiz, vicesecretario general de la UpM. Conocer el impacto de la contaminación en estas zonas, de especial importancia en cuanto a biodiversidad, dará la medida del peligro que corren la flora y fauna mediterráneas en general. La iniciativa investigará cómo sufren las ballenas y tiburones, pero también especies pequeñas de invertebrados, con la llegada de tanta porquería. Cada año mueren en el mundo millones de animales por esta causa.

Los cazadores, liderados por la universidad sienesa, el instituto ambiental italiano y otras organizaciones de la cuenca, no estudiarán la realidad de las aguas, sino que también pescarán bolsas, latas e incluso redes abandonadas por los pescadores. Se centrarán en las áreas protegidas de Cabrera (Baleares), el archipiélago toscano (Italia), un triángulo de zona de pélagos entre la costa francesa, la italiana y la isla de Córcega y otra entre Albania y las islas griegas.

A pesar de su diversidad, todo el Mediterráneo comparte una característica “crucial”, según Fossi: se trata de un mar encapsulado. “A diferencia de otros, este es una cuenca cerrada con un montón de actividad humana, desde tráfico marítimo hasta las actividades en la costa”, indica. García-Herraíz intenta ver la parte buena y cree que el carácter mediterráneo, esa concepción de Mare Nostrum (mar nuestro) por parte de los Estados ribereños, genera una sensación de responsabilidad en todos ellos que, se traduce en proyectos como este, financiado por la Unión Europea con cinco millones de euros.

Pero Fossi apunta otra desventaja, la presencia de “ríos muy grandes que transportan enormes cantidades de plásticos”, explica. Porque el 80% de la basura del mar, añade la experta, se produce en actividades terrestres. “Y la responabilidad de reducirla es de todos”, argumenta el dirigente de la UpM. “Hay pasos para recortar el uso de plásticos, pero muchos son simbólicos: todos formamos parte de un mismo ciclo de consumo en el que la industria podría buscar respuestas distintas al plástico para embotellados, embalajes… Y los ciudadanos tienen que ser conscientes de su parte”.

Con todo, ambos celebran que la sociedad sea cada vez más consciente. “En los últimos dos tres años este tema ha despertado una gran preocupación. No solo en el Mediterráneo, sino en todo el mundo”, considera Fossi. García-Herraiz recuerda algunas estimaciones preocupantes. En ese mar que se extiende de Algeciras a Estambul se puede pescar un kilo de plásticos por cada tres de pescado. Y pronto alojará más plásticos que plancton, salvo que los ciudadanos nos convirtamos en cazadores de plásticos en nuestro día a día mientras los responsables del proyecto los pescan en el mar.

FUENTE: DIARIO EL PAÍS / CARLOS LAORDEN .

Una expedición por la Antártida pretende encontrar el ‘Endurance’

Un equipo internacional de científicos estudiará una gran plataforma de hielo y buscará el famoso barco del explorador Ernest Shackleton.

Una expedición internacional intentará el año que viene encontrar los restos del Endurance, la mítica embarcación con la que el explorador irlandés Ernest Shackleton intentó, en 1914, llegar a la Antártida para posteriormente recorrerla a pie. El investigador británico Julian Dowdeswell, director del SPRI (Scott Polar Research Institute) y profesor en la Universidad de Cambridge, dirigirá la  expedición científica que tiene como objetivo principal estudiar la plataforma de hielo Larsen C, que produjo el pasado julio uno de los icebergs más grandes de los registrados en la Antártida.

La plataforma Larsen C se encuentra muy cerca de la última localización conocida del Endurance y, aunque no sea el objetivo principal de la expedición, los científicos aprovecharán la oportunidad para intentar encontrar los restos del barco de Shackleton. “Sería una pena no hacerlo” ha declarado el profesor Dowdeswell a la BBC. “En nuestro estudio del Larsen utilizaremos vehículos subacuáticos autónomos. Pero si podemos acercarnos a la zona donde se cree que está el Endurance, los enviaremos bajo el hielo para hacer una inspección”, añadía.

El explorador irlandés Ernest Shackleto formó parte de la primera expedición oficial de la Antártida (la Expedición Discovery) dirigida por Falcon Scott. Él y su tripulación embarcaron en 1914 en el barco Endurance para realizar la osada expedición de recorrer a pie el continente antártico. Es una meta que no consiguió cumplir porque en 1915 el barco quedó encallado en el hielo del mar Weddell y acabó hundiéndose a 3.000 metros de profundidad. Shackleton y la tripulación de la Expedición Imperial Transantártica, nombre con el que se bautizó la travesía, huyeron del naufragio con los botes salvavidas y las herramientas que pudieron conseguir. Finalmente, consiguieron ser rescatados más de un año y medio después sin ninguna baja.

El reto es difícil, ya que el hielo marino del mar Weddell sigue igual de grueso y difícil de atravesar. Según informa la BBC, a pesar de los actuales avances tecnológicos en la región, este mismo año una expedición de la British Antartic Survey intentó acercarse al Larsen C, pero los icebergs de la zona lo impidieron. Julian Dowdeswell espera tener mejor suerte gracias a los vehículos cedidos por la compañía americana Ocean Infinity y a la colaboración de los expertos del SPRI, Nekton Foundation, la universidad de Canterbury de Nueva Zelanda y las universidades de Cape Town y Nelson Mandela de Sudáfrica que forman el equipo.

La plataforma de hielo Larsen C está flotando ahora en una extensión de glaciares situada al este de la península antártica, pero los científicos quieren saber cuánto falta para el colapso del Larsen C debido a que, durante el año pasado, creó 6.000 km² de bloques de hielo. La intención de The Weddle Sea Expedition es encontrar esta respuesta, realizar algunas medidas geofísicas y establecer la historia pasada de avance y retroceso del hielo para encontrar el lugar del suelo marino donde se encontraba antes la plataforma.

FUENTE: DIARIO EL PAIS  .

Mortíferas vulcanólogas

En la primavera de 1902, una plaga de serpientes venenosas presagió la terrible erupción del volcán Mont-Pelée, en la isla francesa de Martinica, donde murieron más de 30.000 personas.

“Acababa de pronunciar la frase cuando oí un grito espantoso y luego un débil gemido, como un último aliento ahogado. Después, el silencio”. Eran las ocho de la mañana del jueves 8 de mayo de 1902. Un hombre de negocios hablaba por teléfono con un amigo en Saint Pierre, en la isla caribeña de Martinica (Francia), cuando una ardiente nube piroclástica de más de diez kilómetros de altura y temperaturas de hasta mil grados centígrados descendió por las laderas del Mont-Pelée, asolando completamente la ciudad. El flujo piroclástico avanzó por la superficie del mar alcanzando a varios buques anclados en el puerto, entre ellos al SS Roraima, cuya carga de nitrato de potasio explotó matando a todos sus tripulantes. Más de veintisiete mil personas murieron abrasadas ese día. Louis-Auguste Cyparis, de veinticinco años, preso entre los gruesos muros de la cárcel, fue uno de los pocos supervivientes: rescatado entre los escombros tres días más tarde, hizo carrera en el circo teatralizando su experiencia.

Muchas de las víctimas del volcán podrían haberse salvado de haber hecho caso a los signos que, cuatro días antes de la erupción, anunciaron la catástrofe: el domingo 4 de mayo, miles de serpientes venenosas y ciempiés gigantes huyeron de los bosques en la falda del volcán hacia la capital de la isla, mordiendo y picando a todo aquel que se cruzaba en su camino. Murieron cincuenta personas y un número indeterminado de caballos.

Las serpientes vulcanólogas de la Martinica pertenecen a la especie fer-de-lance o cabeza de lanza (Bothrops lanceolatus), una variedad de víbora de fosetas endémica de esta isla de las Antillas. Las víboras de fosetas (cascabeles, mocasines y afines) tienen un órgano sensible a los infrarrojos a cado lado de la cabeza que les permite detectar pequeños cambios de la temperatura y localizar a sus presas de sangre caliente. Quizás mediante este sistema pudieron predecir la terrible erupción. El aparato venenoso de los vipéridos (víboras, cascabeles y mocasines) es el más evolucionado entre los ofidios, con colmillos retráctiles que se abren como la hoja de una navaja en el momento de morder y varios repuestos a cada lado de la mandíbula, como las balas en el cargador de una pistola automática. La familia de los vipéridos comprende unas 50 especies, todas ellas venenosas.

Otra isla famosa por sus serpientes es Queimada Grande, a 30 kilómetros de costa oriental de Brasil, frente al estado de Sao Paulo. Su acceso está vetado a los turistas, ya que se trata de uno de los lugares con mayor concentración de serpientes venenosas del mundo: entre uno y tres ejemplares por cada metro cuadrado. Todas son de la misma especie: yarará dorada (Bothrops insularis) una víbora de fosetas endémica de Queimada Grande. Como viven muy apretadas, disponen de poca comida y han de defender su territorio, son muy agresivas. A falta de pequeños mamíferos, se han especializado en cazar aves; como los pajarillos vuelan y pueden escaparse, su veneno es cinco veces más potente que el de sus primas continentales las terciopelo (Bothrops asper, Bothrops atrox y Bothrops jararaca). En Queimada Grande también hay un faro abandonado del que se cuenta una historia espeluznante: una noche, varias yararás consiguieron entrar por una ventana rota atacando al farero, a su mujer y a sus tres hijos pequeños. En un desesperado intento por huir, corrieron hasta su barca, amarrada al pie del faro, pero fueron mordidos por las serpientes que colgaban de las ramas de los árboles. Semanas después los encontraron muertos a todos.

FUENTE: DIARIO EL PAIS / ISIDORO MERINO .

Trail de Valderredible 2018. La presentación

Publicamos la entrevista que el pasado 16 de junio le hicimos al Director Técnico del Trail de Valderredible, Roberto Ruíz Revuelta, con motivo de la presentación del Trail 2018.

Pregunta: ¿Básicamente, qué nos vais a transmitir en el acto de presentación?

Respuesta: Los trails tienen que ser organizados a través de un club de montaña, en este caso lo hará por primera vez el club Guía de Montaña Valderredible, en este acto se van a exponer diferentes aspectos desde el punto de vista institucional, deportivo y de Redes Sociales.

Hablará en primer lugar el Alcalde de Valderredible, Luís Fernando Fernández, para seguidamente tomar la palabra Roberto Ceballos, Presidente del club de montaña Guía Montaña Valderredible, y a continuación yo.

Pregunta: ¿Cómo valoráis la colaboración del Ayuntamiento de Valderredible? ¿Qué tipo de medios va a aportar? ¿Económicos? ¿Materiales?

Respuesta: La colaboración del Ayuntamiento es la más importante que tenemos, es el colaborador principal debido a que quiere dar un impulso al Valle, darlo a conocer, no solo en lo relativo a la prueba del trail, si no colaborando también en pruebas de Btt.

El  deporte viene a ser la piedra angular para que mucha gente venga a conocer el Valle  no solamente por el rupestre, si no también poder disfrutar corriendo y andando, pasar un buen día. El Ayuntamiento ha visto una inmejorable oportunidad para atraer visitantes y además aporta personal para realizar desbroces en las zonas de paso conflictivas. Han hecho un muy buen trabajo.

Pregunta: Tenéis un detalle muy interesante para una de las mayores problemáticas de Valderredible, y en general del mundo rural de Cantabria, la despoblación ¿Cómo se os ocurrió la idea? ¿Por qué la asociasteis a un evento deportivo?

Respuesta: Mi corazón, tú lo sabes, está en este Valle he pasado aquí la infancia. Para mí venir aquí los fines de semana suponía una desconexión total, me encantaba esto, y a eso ha contribuido que la familia mía era de aquí.  Mi abuela nació en Quintanas Olmo.

Se me ocurrió esta asociación (evento-despoblación), porque llevaba muchos meses sin venir debido a mi trabajo y mis competiciones.

Me encantaría vivir aquí, -soy ingeniero industrial y en este ámbito el trabajo es escaso-, pero si no se trabaja en las actividades relacionadas con lo que ya hay en el Valle, montar algo nuevo resulta bastante arriesgado. Está en marcha un nuevo negocio relacionado con la transformación de la patata, que debe servir de inspiración para otros emprendedores, ojalá que vaya bien, genere empleo, y revitalice la población joven.

Colabora a la despoblación que hay personas que trabajan en una ciudad cercana, por ejemplo Reinosa, pero al final optan por quedarse a vivir en ella para evitar los desplazamientos.

Me surgió la idea de hacer algo aquí, y ya que vamos a llevar el trail a Quintanas Olmo -que es la primera vez que se hace-,  pensé en dar un premio a quien se hiciera la foto más original tocando un campano, en definitiva hacerlo más atractivo además de contar con un nuevo recorrido, para lograr que viniesen más participantes. Una manera de comenzar a poner freno a la despoblación, es dando a conocer la zona.

Pregunta: La Federación  Cántabra de deportes de Montaña y Escalada es una de las entidades implicadas en la organización de la prueba

¿Cómo va a colaborar? Y ¿qué sistema se va a seguir para otorgar los puntos que valgan para la Copa de Cantabria de Carreras por Montaña?

Respuesta: Incluyendo la prueba en la Copa Cantabria. Esta es la última prueba de las que comprenden la Copa,  al ser la última puntúa en mayor grado que el resto, por lo que le añade un plus de interés, lo que implica que podemos tener un  número de participantes superior que busquen los puntos en  disputa.  Abundan los trail y no es fácil conseguir sacar una prueba como esta adelante sin incentivos de este tipo.

El circuito es precioso y a los corredores de trail les suele  encantar más “romperse” las piernas tirándose para abajo (a mí no),  como a las cabras; es gente a la que conozco bien.  Al formar parte este trail de la Copa Cantabria, puede que se “profesionalicen” los cinco o diez primeros puestos, pero el resto será una prueba popular, donde también los andarines se lo van a pasar genial.

La idea principal es que venga todo el mundo a disfrutar y conocer el Valle.

Pregunta: De manera muy resumida ¿Nos puedes anticipar qué vas a exponer el próximo día 29 en la charla técnica que darás en el Ayuntamiento de Valderredible, en Polientes?

Respuesta: En esa charla se tiene en cuenta como está la meteorología para el día siguiente, y según sea la previsión será obligatorio llevar un determinado material y líquidos, fundamentalmente; en definitiva la equipación  recomendada. También se comentará que en caso de producirse alguna incidencia (del tipo que sea) especial, existe la posibilidad de acortar el circuito. Y que habrá voluntarios en determinados puntos, para recomendar y/o avisar de circunstancias anómalas a los participantes. Hablaremos también de horarios, y de la recogida de dorsales.

FUENTE: CENTRO CULTURAL / COVADONGA MORATO .

La rarámuri Lorena Ramírez queda tercera en un ultramaratón tras correr 102 kilómetros por el Teide.

La atleta competía con su vestido y sus sandalias tradicionales.
Con su vestido y las huaraches, las sandalias típicas de los rarámuri: así compitió la corredora mexicana Lorena Ramírez en la Cajamar Tenerife Bluetrail del pasado sábado 9 de junio, carrera en la que quedó tercera en la categoría senior (18 a 39 años). Terminó los 102 kilómetros en 20:11:37, que fue el quinto mejor tiempo de la general femenina. La competición atraviesa el Parque Nacional del Teide, superando los 3.500 metros de altitud, y reunió a 2.400 corredores de 38 países.

Ramírez fue la primera mujer rarámuri que compitió en un ultramaratón en Europa: la organización de la Tenerife Bluetrail la invitó en 2017 después de que ganara una carrera de 50 km en Tlatlauquitepec, Puebla, en el centro de México. El año pasado Ramírez se vio obligada a abandonar tras 55 kilómetros tras 55 kilómetros, por un fuerte dolor en la rodilla.

Tanto en 2017 como este año también participó su hermano Mario, que el pasado sábado completó el recorrido en 16:31:20 y terminó en el puesto 22 de la general. La hermana pequeña, Juana, también participó en esta la carrera, alcanzando el puesto 15 de la categoría femenina de la trail de 67 kilómetros.

Sin entrenamiento formal

Este pueblo indígena que vive en el norte de México tiene dos nombres: el que ellos asumen como propio (rarámuri) y el que les pusieron los conquistadores españoles (tarahumara). Rarámuri significa “pies ligeros” o los “corredores a pie”.

Tal y como explicaban los Ramírez a Verne en una entrevista publicada el año pasado, la rutina de los hermanos incluye caminatas y escaladas por el monte. Cuando eran niños, podían caminar durante cinco o seis horas siguiendo a sus cabras o acompañando a su padre al pueblo más cercano para comprar comida.

Ese nivel de actividad física permitió a Lorena conseguir buenos resultados en carreras como la ya mencionada victoria en el Ultramaratón de Tlatlauquitepec, además de un tercer puesto en el de Caballo Blanco (2016) y un cuarto en el de Cañones (2015). Las fotografías en redes de su actividad deportiva la llevaron no solo a competir en Canarias, sino también a protagonizar un videoclip de Jorge Drexler.

Además de las largas caminatas en terrenos con mucho desnivel, los rarámuris tienen una técnica muy depurada gracias a sus sandalias, que son completamente planas y que usan desde que son niños. Corren aterrizando sobre el mediopié en lugar de con el talón, un método que da mejores resultados y que a muchos profesionales les cuesta años dominar. Eso sí, no hay plan de entrenamiento formal, más allá de su día a día. En este vídeo, Lorena nos mostraba hace un año su día a día en la aldea de la Sierra Tarahumara en la que vive.

FUENTE: DIARIO EL PAIS / VERNE .

La niña de Got Talent que no resultó lo que parecía (No os perdáis el vídeo)

Atención  a la transformación que sufre la niña al comenzar la música (video más abajo)… o se tiene un don natural, o no hay nada que hacer. Y, ojo, tiene solo trece años. Y se atreve con el “Hard to handle” de Otis Redding.

Fijaros en las caras del jurado, del público, de la presentadora…

Un resumen de lo que le dice el jurado lo tenéis antes del vídeo.

Muchos hablan ya de la pequeña Courtney como de la próxima Janis Joplin.

Entra tímida, timidísima, con la larga melena tapándole la cara. Una sonrisa nerviosa, apenas acierta a responder, cuando le preguntan su nombre: “Courtney“. Un hilillo de voz. “Estoy un poquito nerviosa”, reconoce, temblorosa, encogida. La viva imagen del pánico escénico. Se llama Courtney Haldwin, tiene 13 años y pinta de no haber roto un plato. Pinta, decimos, porque lo que viene después de esa presentación más bien fallida es un vozarrón que le ha valido el calificativo de “la próxima Janis Joplin“.

“No sabía qué esperar cuando me presenté al casting de America’s Got Talent“, reconoce la niña en su perfil de Facebook, que desde el martes es un hervidero de halagos. Y no es para menos, porque el sorpresón que se llevó el jurado de la edición americana del talent show. La mítica ex Spice GirlsMel B, que se erigió como voz acogedora ante aquella niña asustada -“Es normal que estés nerviosa, es un escenario muy grande y hay mucha gente”- y no pudo disimular la ternura que aquel ser chiquitito y frágil le despertaba, soltó un “wow” que fue prácticamente unánime cuando Courtney puso en marcha su actuación.

Adiós al pajarillo. Hola, Janis Joplin, con todo y el vozarrón, los movimientos espasmódicos, hasta el rictus de estar muy, muy en el papel. Courtney se comió el escenario, la cámara, se metió al público y al jurado en el bolsillo… Y consiguió un botón dorado como la copa de un pino. Pero dejémonos de descripción, que el show de Courtney Haldwin no puede contarse bien con palabras…

La propia Courtney, algo abrumada por los acontecimientos, ha agradecido en Twitter las miles de loas llegadas primero de los espectadores estadounidenses; después, de los de todo el mundo cuando el vídeo de su canción, una versión de Hard to handle de Otis Redding, se ha hecho viral también al otro lado del charco. Lo compartía una tuitera con el mejor comentario posible: “A veces, la primera impresión no es la que cuenta”. En este caso, como con aquella Susan Boyle que no dejó más que un reguero de bocas abiertas tras su paso por Britain’s Got Talent, las apariencias engañaron. Y cómo.

FUENTE: EL MUNDO / TELEVISIÓN .

 

Abandonad toda esperanza (magnífico texto)

Ya hemos publicado en otras ocasiones algún texto que nos ha llamado especialmente la atención por lo bien que está escrito. Este es un estupendo trabajo de Manuel Jabois sobre la victoria de Rafa Nadal en Roland Garros.

Todo el es muy bueno, pero hay párrafos excelentes.

Hay un campeón de Roland Garros dentro de Dominic Thiem que no tardará en salir. Hay otro fuera de Rafa Nadal que nadie sabe cuándo volverá a entrar

Hay pocas experiencias más traumáticas que la de encerrarse con Rafa Nadal en la pista central de Roland Garros el día de la final. Si el recogepelotas adolescente que le dijo que era un sueño pelotear con él en París se lo llega a decir el día de la final en lugar de hace una semana, es probable que Nadal lo hubiese incrustado en la grada a pelotazos.

Ese Thiem, 24 años, está en la red junto a los jueces al principio del partido esperando a Rafa Nadal para poder hacer el sorteo. Nadal, ajeno a ellos, sigue una liturgia obsesiva y desesperante. Sus cintas, sus empuñaduras, su camiseta, la bolsa, las raquetas; en lugar de ir a jugar un partido de tenis parece estar colocando un bodegón. Y cuando la paciencia de todo el mundo parece estar agotándose, Nadal hace amago de levantarse tras colocar con muchísimo cuidado las dos botellas delante de su silla; pero ¡ay!, una de ellas tiene la etiqueta un poco girada, no hay una simetría total, así que Nadal la tuerce un poquito y las deja a las dos igual, la grande y la pequeña, exactamente en el mismo ángulo. Thiem, que asiste despavorido al espectáculo, siente que ha perdido dos sets de golpe.

Sigue leyendo Abandonad toda esperanza (magnífico texto)

El manuscrito más misterioso del mar Muerto narra la salida de Noé tras el diluvio

El Museo de Israel muestra por primera vez el pergamino milenario más frágil hallado en unas cuevas del Qumrán en 1947. Es una copia del ‘Génesis’ escrita en primera persona.

El Museo de Israel exhibe por primera vez el Génesis apócrifo, uno de los rollos del Mar Muerto que hasta ahora había permanecido guardado en la cámara climatizada construida expresamente para albergar los delicados manuscritos encontrados en las cuevas del Qumrán, de más de 2000 años de antigüedad, y a la que sólo acceden los conservadores del museo.

El pergamino ahora expuesto es uno de los textos más misteriosos de los siete primeros rollos del Mar Muerto encontrados 1947 en una cueva en el desierto de Judea. “Era con diferencia el documento en peor estado, por eso hasta ahora ha sido imposible mostrarlo”, explicó ayer el conservador Adolfo Roitman, director del Santuario del Libro.

Datado en el siglo I antes de Cristo y escrito en arameo, recoge del capítulo 5 del Génesis al 15. Una parte de la Biblia en la que se habla de Abraham y de Noé pero contada con diferencias significativas, de ahí que se le considere un texto apócrifo. Su contenido no hace temblar los cimientos del Vaticano —que considera los manuscritos del Mar Muerto de interés universal— pero se presta a ser objeto de nuevas teorías de la conspiración para poner en duda el texto Bíblico. “Es sin duda una copia muy antigua de un texto original. Los trazos de la escritura están hechos con mucho esmero, sin errores y eso en esa época solo era posible si se tenía delante el documento a copiar”, dice Roitman. En el pergamino, que se puede ver estos días en Jerusalén, se narra el pasaje del fin del diluvio universal.

A diferencia del Génesis —que recoge que Noé sale del arca con su familia y lo primero que hace es erigir un altar y hacer un sacrificio para Dios— el manuscrito conservado en la Ciudad Santa cuenta cómo Noé hace el sacrificio dentro del arca. “Desde un punto de vista histórico también tendría sentido porque si estamos hablando de la destrucción que arrasó la tierra, el sacrificio lo habría hecho para asegurarse de purificar el exterior”, cuenta Roitman junto a la vitrina que contiene el texto. Además, estos fragmentos del Génesis apócrifo no están narrados en tercera persona, sino que es el mismo Noé quien cuenta la historia.

Su enorme deterioro ha traído de cabeza a los especialistas durante décadas. Por eso ni siquiera se ha podido digitalizar para ser consultado online. De las 22 columnas que lo componen, las mejor conservadas son las últimas, de la 18 a la 22. “Tiene su lógica porque al permanecer enrollado, los caracteres del final del rollo son los que menos expuestos han estado a la luz y a la humedad”, explica Roitman. Son los únicos fragmentos de este pergamino que se mostraron fugazmente en 1955, en el edificio Terra Sancta en Jerusalén, cuando el entonces primer ministro de Israel, Moshe Sharett, anunció que el Estado israelí había comprado los cuatro rollos perdidos que faltaban de los siete que se encontraron en la llamada Cueva 1 del Qumrán.

Descomposición

Los expertos han estado años lidiando con la descomposición aparentemente imparable de este texto. A diferencia de otros rollos encontrados en la misma cueva, este manuscrito es un pergamino, no un papiro, y su tinta parece ser lo que le hace tan frágil. “Está compuesta por una aleación de carbón y resinas, como la tinta de los otros rollos, pero la del Génesis apócrifo contiene además cobre lo que hace que sea especialmente sensible a la luz. Tenemos fotografías en las que se aprecia ese deterioro al comparar el estado actual, con el estado en el que se encontraba el 1955, cuando el Profesor James Bieberkraut trabajó en él por primera vez”, cuenta el conservador.

Bieberkraut fue el primer experto en Israel que se encargó de la conservación de los rollos. Pero entonces se desconocía que este pergamino es especialmente sensible a la luz. Tanto que ni siquiera resistiría ser expuesto en el Santuario del Libro, en las mismas condiciones del resto de documentos del Qumrán. Por eso, para esta muestra los expertos han acondicionado una urna especial cubierta con un cristal inteligente. El cristal está compuesto por dos capas que permiten el paso de un haz de luz entre ellas de manera que, cuando se pulsa un botón, el pergamino se hace visible sólo durante 30 segundos, pero nunca es iluminado directamente. La vitrina contiene un microchip que registra constantemente las condiciones ambientales.

“Los otros manuscritos se exhiben por partes. Cada tres meses mostramos una sección de ellos diferente, así aseguramos su preservación. Pero con el Génesis apócrifo no podemos hacer eso porque se desintegraría. Por eso esta ocasión para verlo es única”, cuenta Roitman. Los fragmentos se exponen hasta junio. Después, volverán a dormir en la cámara donde han estado más de 50 años.

Periplo mundial hasta Jerusalén
El Museo de Israel que guarda los milenarios Rollos del Mar Muerto.
El Museo de Israel que guarda los milenarios Rollos del Mar Muerto. Joan Mas Autonell (Efe) EFE

Los Rollos del Mar Muerto son casi 1.000 pergaminos y papiros escritos en arameo y hebreo encontrados en once cuevas de las casi 300 inspeccionadas en Qumran, en el desierto de Judea, en Cisjordania entre 1947 y 1956.

El Génesis Apócrifo forma parte de los primeros siete manuscritos encontrados en 1947 en la llamada Cueva 1 por unos pastores beduinos de la tribu de los Tamireh. Al tirar una piedra en un agujero y notar un sonido extraño decidieron regresar al lugar preparados para excavarlo. Encontraron diez tinajas de barro con tapa y en una de ellas había tres manuscritos enrollados. En otra visita al lugar, descubrieron otros cuatro rollos y terminaron vendiéndolos a varios comerciantes de Belén.

Un profesor de la Universidad Hebrea, Eleazar Sukenik, compró tres de ellos y los otros cuatro fueron adquiridos por el arzobispo Athanasius Yeshue Samuel del Monasterio siriaco ortodoxo de Jerusalén, que pagó 100 dólares por el lote. Cuando estalló la guerra tras el nacimiento del estado israelí, el prelado huyó con sus manuscritos a Estados Unidos vía Beirut. Allí los puso inicialmente a la venta por un millón de dólares pero nadie los compró. “No estaba clara su antigüedad, la suma era muy elevada y el temor a que fuesen reclamados por Israel o por los palestinos se interponían en la venta”, dice Adolfo Roitman, Director del Santuario del Libro del Museo de Israel.

Finalmente el arzobispo puso un anuncio en el Wall Street Journal rebajando el precio y el arqueólogo Yigael Yadin, los compró en secreto para el estado de Israel por 250.000 dólares. una compra que el primer ministro hebreo Moshe Sharett, anunció en febrero de 1955.

FUENTE: DIARIO EL PAIS / LOURDES BAEZA .